Carta De Un Preso En Lucha A Sus Compañeros

[ A+ ] /[ A- ]

Nos llega una carta del compañero Peque, desde la cárcel de Albocàsser con mucho retraso, ya que tiene las comunicaciones “intervenidas” y la debe haber leído hasta el secretario general. Nos comunica que va a ayunar los tres primeros días de junio y adjunta unas reflexiones dirigidas al resto de compañerxs presxs que están participando en la propuesta de lucha que lleva en marcha prácticamente un año.

Salud, compañeros.

Como ya os habréis enterado, a los once meses he sido trasladado desde Topas a Albocàsser. Su máxima de divide y vencerás, y cuanto más te alejen de tu entorno y de tus seres queridos, para que sigan teniendo que viajar miles de kilómetros para comunicar 40 minutos intervenidos o una vez mensual un vis a vis íntimo, sin “grabarlo”, de hora y media, por lo que en cualquier momento o viaje puedan tener un accidente, sin meternos en el materialismo del costoso trayecto, dormir y comer. Se deben pensar que somos políticos de su gobierno y sus partidos. De primero, te castigan a tirarte un mínimo de 20 años de cárcel, después, empieza la dispersión, por no pensar como ellos y quejarnos, seguidamente, te aplican un primer grado y más alejamiento, tirándote muchos años en régimen especial, siguen con el régimen FIES, a quienes no lo tenemos ya desde que entramos presos y, por último, nos intervienen toda clase de comunicaciones. Y esto tan sólo por quejarnos por escrito a donde proceda, sin ninguna clase de violencia. Estamos cumpliendo la condena que nos impone un juez y, más tarde, una doble condena, dentro de su último estado opresor, donde nos quieren anular como personas para poder llamarnos a tdxs rebaño. Ni siquiera alguien que se hace llamar psicóloga se pregunta el porqué de que hayamos llegado a esta “guerra sucia”.

Yo personalmente no pienso dejarme pisar y no quejarme y denunciar cualquier clase de abusos de poder. Eso quiere decir ayunos, nuelgas de hambre si hiciese falta, o cualquier clase de huelga o libertad de expresión sin la utilización de la violencia, claro está, mientras ningún carcelero me levante la mano. No dejar que hagan experimentos con mi cuerpo o cerebro, no dejarme someter con los trabajos forzados… como limpiarles los módulos para que así te dejen un televisor de los que tienen para cada una de las celdas. Es algo denigrante para las personas.

No queremos ningún privilegio, es más, los repudiamos, sólo exigimos que nos den lo que nos pertenece:

– Cada presx a su comunidad, fin de la dispersión.

– Presxs enfermos a la calle, aplicación del artículo 104 RP.

– Fin del régimen FIES.

– Cierre de los módulos de aislamiento.

– Que los médicos sean adscritos por Sanidad y no impuestos por Instituciones Penitenciarias.

– Límite de condena en 20 años.

– Fin de las listas negras y medidas de excepción.

También decir que me gustaría que cada compañerx que participe en la lucha, en la cárcel que esté, no lo haga de forma anónima. Entre nosotrxs y contra ellos, sólo la unión hace la fuerza, que sepan que estamos muy cabreadxs y que no pensamos callarnos.

Deciros que en las últimas fechas quizás algunxs compañerxs hayan abierto batallas contra otros compañeros. La verdad es que no lo entiendo. Teniendo tanto enemigo cerca, que empecemos a crear discordias y hacer guerras entre nosotros… ¡Qué pérdida de tiempo y energía! Ya se tiene bien aprendida la asignatura del divide y vencerás y parece que algunxs de nosotrxs no nos hayamos enterado.

Anudemos energías e ideas, pues existen compañerxs muy involucradxs que no les gusta perder el tiempo, entre lxs cuales me incluyo; seguir haciendo deporte, como si fuera un trabajo; cuidar la higiene; gastar el dinero que podamos en productos del economato buenos para nuestra salud; cultivar la mente, mucha lectura, si es contrainformativa, mejor; y mantenerse lo más elejadxs que podamos de drogas: metadona, heroína, medicaciones, pastillas… o cualquier droga de diseño; personas con las que poder caminar, no arribistas ni infiltradxs. Propongo un debate asambleario con los medios que tenemos para marcarse algunos movimientos que yo veo obligatorios aquí y que llevo más de 25 años realizándolos.

Sin más, recibid un cordial saludo a todxs y un fuerte abrazo fraterno de este vuestro compañero.

Salud, ánimo, fuerza, anarquía y rebeldía.

José Ángel Martins Mendoza, miembro de COLAPSO

No Responses to “Carta De Un Preso En Lucha A Sus Compañeros”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Carta De Un Preso En Lucha A Sus Compañeros - Lubaki Agenda - […] Carta De Un Preso En Lucha A Sus Compañeros […]

Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *