10 resultados de la búsqueda para "enrique del valle"

Enrique Del Valle González, de 52 años, está preso en la cárcel de La Moraleja, en Dueñas (Palencia). Lleva encerrado, sin salir, desde el 6 de septiembre de 1990, casi 29 años, a los que hay que sumar los casi cuatro años que cumplió anteriormente, desde el 86, con apenas diez meses de estancia en la calle entre una etapa y la otra. Es decir, que ha pagado más de 32 años, de los cuales unos veinte los ha pasado en régimen cerrado, aislamiento y FIES. Cuando, hace unos dos años, publicamos algo sobre su situación, tenía señalada fecha de cumplimiento en 2045,  le quedaban al menos 28 años más de condena, hasta 55 que tenía que cumplir. La mayoría de penas que fue acumulando, que llegaron a sumar más de 80 años, le fueron impuestas por situaciones dentro de prisión, casi todas durante la lucha contra el Régimen Especial de aislamiento, como el motín de Herrera de la Mancha, en julio de 1991, por el que le condenaron a 34 años y medio. El último delito por el que fue acusado y condenado a 13 años fue en 2002, hace ya quince años. El grupo de familiares y amigos que le apoya ha logrado que se le reduzca la pena a 39 años, pero su situación sigue siendo desesperada y hay que continuar luchando por su libertad. ¿No ha pagado ya bastante? ¿O lo que quieren es exterminarle? A continuación, un texto que nos ha enviado su hermano explicando todo eso. En el Tokata Y Fuga del 20 de mayo de 2017 que ponemos abajo del todo hay una entrevista con el hermano de Enrique explicando su situación de entonces, que ha mejorado algo, pero no lo suficiente.

¿CADENA PERPETUA O PENA DE MUERTE?

Entre multitud de casos del Estado Español en el que se dan las dos opciones del titulo de este articulo se encuentra el de Enrique del Valle González de 52 años de edad, natural de León y preso en la cárcel de Dueñas de Palencia que a día de hoy en febrero del 2019 va camino de 29 años ininterrumpidos de prisión, ya que su ingreso fue el 7 de septiembre de 1990.

La suma aritmética de todas las condenas por las que fue penado era de casi casi 80 años, casi todos por delitos en prisión, hasta que en el año 2002 cometió su último delito y su cambio fue radical, al no acumular ya mas penas de las que tenía.

Todas las supuestas acciones jurídicas contempladas en la Ley de este falso Estado de Derecho para que su condena se viese reducida y la libertad fuese una esperanza real dentro del tiempo vital de una persona nunca fueron aplicadas de oficio por parte de los Equipos Técnicos de las prisiones, Jueces de Vigilancia Penitenciaria, Tribunales Sentenciadores y un etc. de mercenarios de la LEY, que al contrario, no han hecho más que entorpecer e intentar que no consiga ver reducida su condena, como ha estado haciendo el Equipo de Dueñas.

Hemos tenido que ser la gente del exterior, su familia, personas solidarias y sensibles ante tales desmanes jurídicos y el mismo Enrique, que también se puso manos a la obra, ya que se había abandonado a la suerte incluso sabiendo que los contrarios no van a poner las cosas fáciles.

Después de multitud de recursos a diferentes Tribunales solicitando siempre lo establecido en la Ley, con lo enrevesado que es el caso al estar condenado en 15 causas diferentes y en diversos lugares de España, sobre todo prisiones, hemos conseguido reducir la pena a 45 años de condena, con descuentos también luchados en los Juzgados, como el abono de una prisión preventiva de 4 años, 2 meses y 15 días, y casi dos años de redención, con lo que queda una condena efectiva de más de 39 años, lo que a algunos les parece poco, como los juristas de las prisiones, que han intentado de que no sea así.

La fecha de fin de cumplimiento en hoja de cuentas del centro de Dueñas es el 4 de julio de 2030 y el de las tres cuartas partes de condena para abril de este mismo año 2019, uno de los requisitos principales para la libertad condicional, en este caso pura utopía.

Actualmente el camino jurídico a seguir cada vez se va estrechando más y es más dificultoso, ya que ahora, después de haber pasado por el Tribunal Supremo y habiéndose lavado las manos en varios recursos, donde ellos mismos tienen jurisprudencias que sí le hubiesen favorecido a Enrique, no ha quedado más remedio que dirigirse al Tribunal Constitucional, que yo le llamaría Tribunal Extraterrestre, porque todos los recursos que le hemos enviado del tipo, permisos denegados, prescripciones de penas acumulación de condena demasiado larga de 45 años, etc, o te lo resuelven en un folio inadmitiendo el recurso de amparo con el argumento de “no existir una carga consistente en justificar la especial trascendencia constitucional (…) requiere una argumentación específica y suficiente”, o inadmitido por presentado fuera de plazo, cuando estos recursos los han presentado abogados y procuradores de los del T.C. en este caso de oficio.

Habiéndoles facilitado todo: información, jurisprudencias, investigación de analogías parecidas donde sí se han visto beneficiados los presos, e incluso el Recurso de Amparo escrito y redactado, siendo su labor solo la representación y entregarlo en plazo.

Así mismo, el Colegio de Abogados de Madrid también los tumba, o las defensas nombradas de oficio, con contestaciones como “la no existencia de vulneración de derechos y libertades contempladas en la Constitución Española.

¿Que garantías de recursos efectivos tiene Enrique, y como él otros tantos y tantas, si están conchabados todos, Jueces, Fiscales, abogados, colegios y los todopoderosos equipos técnicos de las prisiones?

La línea jurídica que nos queda a seguir es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con lo farragoso que puede llegar a ser y la de años que puede tardar, máxime, con por lo menos tres recursos a enviar, junto con, cada vez que toque, solicitud de permisos de salida, en este caso a Dueñas, JVP de Palencia y Audiencia Provincial de Palencia y, como comenté anteriormente, pura utopía.

Así las cosas, en este mundo de hipócritas, de cínicos, de justicieros, de vengadores y lo peor de todo, de cagones, que anteponen su miedo a lo que pueda ocurrir y les pueda afectar a ellos, disfrazándolo de eufemismos y argumentos jurídicos, que muchas veces son invenciones y no LEY.

En definitiva en este tipo de casos el único fin de la pena privativa de libertad a la que están sometidos estos presos y presas es  que no salgan vivos de la cárcel.

¡LIBERTAD PARA ENRIQUE DEL VALLE!

¡NO A LA CADENA PERPETUA!

Tokata Y Fuga 20-V-2017. La Finalidad De La Pena De Cárcel: ¿Reinserción, Venganza O Exterminio?

Cadena perpetua

Enrique Del Valle González, de 50 años, está preso en la cárcel de La Moraleja, en Dueñas (Palencia). Lleva en prisión, sin salir, desde el 6 de septiembre de 1990, casi 27 años, a los que hay que sumar los casi cuatro años que cumplió anteriormente, desde el 86, con apenas diez meses de estancia en la calle entre una etapa y la otra. Es decir, que ha pagado más de 30 años, de los cuales unos veinte los ha pasado en régimen cerrado, aislamiento y FIES. Tiene señalada fecha de cumplimiento en 2045, de manera que aún le quedan al menos 28 años más de condena, hasta 55. La mayoría de penas que fue acumulando, que llegaron a sumar más de 80 años, le fueron impuestas por situaciones que se produjeron en prisión, casi todas en la lucha contra el Régimen Especial de aislamiento, como el motín de Herrera de la Mancha, en julio de 1991, por el que le condenaron a 34 años y medio. El último delito por el que fue acusado y condenado a 13 años fue en 2002, hace ya quince años.

Si se hubiera aplicado estrictamente la ley, su fecha de cumplimiento estaría mucho más cercana, pero los aparatos del poder punitivo y judicial, al mismo tiempo que los años de condena sobre las espaldas de Enrique, han ido acumulando irregularidades y negligencias en la aplicación de esa misma ley que dicen estar defendiendo. Para obligarles a rectificar, sería necesario desenredar una maraña de arbitrariedades, errores, olvidos y tergiversaciones como, por ejemplo: aplicación indebida del artículo 76 del código penal (acumulación de penas mal practicada);  inaplicación del doble cómputo de los periodos de prisión preventiva prescrito por el tribunal constitucional hasta la reforma penal del 2010; inaplicación de las condiciones de prescripción de las penas vigentes hasta la reforma del 2015; vulneración, entre otros muchos, de los principios constitucionales de legalidad, irretroactividad de las disposiciones penales desfavorables, tutela judicial efectiva y prohibición de indefensión.

Las propias administraciones punitivas deberían haber remediado todo eso “de oficio”, pero no está en su ánimo. En la mentalidad de la mayoría de carceleros, fiscales, jueces y demás agentes del sistema penal, para un “delincuente multirreincidente” y “preso conflictivo”,  la suerte conveniente es “que se pudra en prisión”, diga lo que diga la ley. Aquí tenemos, en realidad, un ejemplo más de lo que se llama “derecho penal del enemigo”. En la situación penal y penitenciaria de Enrique queda patente que la justicia no sólo no es igual para todos, es totalmente diferente según los casos, dependiendo de muchos factores, de los que no es el menos relevante  el poder adquisitivo del condenado, ya que en una situación tan complicada tendrían que intervenir, con gran diversidad de recursos y otras acciones jurídicas, varios abogados, en multitud de lugares diferentes, para lo cual haría falta un montón de dinero. Pero ni aún así quedaría garantizado el respeto por los derechos de Enrique, porque aquí de lo que se trata, al parecer, es del odio del Estado y de sus servidores contra lo que ellos llaman un preso de “extrema peligrosidad”. Pero, si 30 años de cárcel no han conseguido convertirle en otra cosa, entonces, la única finalidad del castigo, en este caso y en tantos parecidos, sería la neutralización y el exterminio más o menos lento del rebelde.

Así, pues, el Estado español, practica impunemente, bajo una falsa apariencia de legalidad, la tortura y somete a un tratamiento cruel, inhumano y degradante a las personas que ilegal e inexplícitamente son definidas como enemigas de la sociedad. A estas personas y, entre ellas, a Enrique Del Valle González, se les imponen unas condiciones de existencia que, por mucho que se quiera camuflarlas con eufemismos o cortinas de humo, constituyen cadena perpetua o, lo que es lo mismo, una condena a muerte en vida. En León, de donde es Enrique, familiares y amigos suyos y otras personas conscientes y sensibles han decidido enfrentarse a la situación y organizarse para denunciar lo que se está haciendo con Enrique e intentar lo posible para ayudarle, formando un Grupo de Información sobre las Prisiones (contacto: grupoinfromacionprisiones@gmail.com), que lanza un llamamiento de solidaridad y apoyo mutuo.

¡QUE LA LUCHA NO MUERA! ¡POR LOS QUE NO ESTÁN Y POR LOS QUE ESTÁN!

¡NO AL EXTERMINIO, MÁS RÁPIDO O MÁS LENTO, DE SERES HUMANOS!

¡NO A LA CADENA PERPETUA!

Cadena perpetua Cárcel=Tortura

Mientras van llegando nuevas aportaciones al debate, están en marcha la huelga de hambre y sed de Carmen Badía y la “campaña” por la libertad de Antonio Nieto Galindo, y se van fraguando otros proyectos de lucha, publicamos algunas cartas y fragmentos de cartas del compañero Toni Chavero, donde concreta todavía más, de cara a la huelga de hambre colectiva de mayo, las propuestas de modificación de la tabla reivindicativa con la añadidura de dos nuevas reivindicaciones, insiste en asumir el decálogo de la sanidad penitenciaria de APDHA como parte de la misma, se adhiere a la propuesta del Cabrero de dirigirse a las instituciones europeas e internacionales de prevención de la tortura y defensa de los derechos humanos y recuerda reivindicaciones básicas como las referidas a la dispersión, el régimen especial de castigo, las condiciones de comunicación y la criminalización de la solidaridad, así como la gratitud hacia la gente solidaria de la calle y la necesidad del diálogo y la diversidad de opiniones para el fortalecimiento de la comunidad de lucha anticarcelaria. A propósito, el compañero Toni está siendo trasladado una vez más y va ahora mismo camino de la cárcel de Madrid VII, en Estremera. Lo reflejamos ya en la lista de presxs en lucha que va en el último enlace de ahí abajo.

Albocàsser, 16 de febrero de 2019

Salud, compañerxs que lucháis por la abolición de los talegos, desde dentro y desde fuera, todxs enjauladxs en distintos “grados” de opresión. ¡Gracias por vuestra resistencia!

Recientemente he sabido de la situación del compañero Peque, en Córdoba, y del Cabrero del que en estos momentos solo sé que se lo han llevado de cunda, de Albocàsser a Villena.

Antes de más, quiero solidarizarme con todxs lxs que somos trasladadxs cada poco tiempo, por ser molestxs para la empresa-cárcel. Desde este cagadero de mierda de Albocàsser, os mando mucho ánimo y fuerzas. Ahora me dispongo a contestar a las propuestas de Peque y, luego, a las de Cabrero.

Peque, compañero, siento la situación que vivencias, en un talego sin primera fase y que estés saliendo solo, que te hayan congelado el peculio y el largo etcétera de maldades que vierten sobre ti y recaen en mí directamente, por lo que me dispongo a denunciar tu situación y reivindicarte, lo empiezo a hacer ya, en cuanto termine este comunicado, compañero, denuncias, escritos, quejas, lo que sea.

Estoy contigo respecto a la continuidad de esta lucha y respecto a quienes haces mención de que se encuentran “acomodadxs” en sus lugares de origen y “zonas de confort”. Que sean ellxs quienes decidan entre vegetar o luchar.

Nos lo roban todo, Peque, pero la dignidad no nos la pueden quitar. Eso es lo qu enos queda, compañero, lo que nos mantiene vivxs.

Ya sabes que secundo la huelga de hambre del 1 al 15 de mayo de 2019. Los días 1, 5, 10 y 15 envío escritos con la tabla de 14 puntos y el decálogo de la sanidad en prisión de la APDHA, aparte de textos que ponen de relieve tu situación, la de Nieto Galindo y la de quienes sufrimos dispersión constante, aislamiento constante, intervención de comunicaciones constante, la de todxs lxs presxs con enfermedades crónicas a quienes no se les aplica el 104.4 y el 196 RP, como Antuan, Carmen Badía, Francisco Chamorro, Pedro Escudero, Belén Vázquez Campillo, la de quienes sufren cadena perpetua encubierta, como el mismo Antuan o Enrique Del Valle, la de quienes sufrimos el Régimen Especial, las consecuencias de la catástrofe médico-samitaria en los talegos y todo lo que se nos conculca.

Dichos días 1, 5, 10 y 15, esos escritos van a lxs mismxs mierdas de siempre, congreso de lxs diputadxs, defensor de nadie, SGIP, consejo de ministrxs, y amplío dichos escritos reivindicativos al consejo general del poder judicial, a la presidencia del gobierno, y termino con el tribunal Europeo de Derechos Humanos, aunque, como dice el comapañero Cabrero, se embalsaman de burocracia y les resbala todo, pero aún así, nos tendrán que soportar ¡Ánimo y a por ellxs!

Por tanto, son siete escritos el día 1, otros siete el 5, otros siete el diez y otros siete el 15 de mayo, fin de la huelga de hambre y otra vez con las reivindicaciones quincenales. En total, son 28 escritos en quince díans. Que luego nos digan que tenemos “saturadxs al xs de la administración” o nos amenacen, como amuchxs y, en este caso, an Albocàsser, al compañero Cabrero. Que se jodan, que trabajen; si no, haber estudiado, me descojono yo de la administración de este y de todos los talegos e instituciones: ¡Lo lleváis claro!

En cuanto a la unión fraternal dentro y fuera, es evidente, Peque, tienes razón, es que no nos queda otra, sacar la basura de la oscuridad carcelaria y que, fuera, lxs compñerxs de lxs grupos de apoyo den la luz que puedan en la medida de sus posibilidades, que cada dia va mejorando, y eso me llena mucho. Os estamos agradecidxs aquí dentro, compañerxs. Gracias de corazón.

Respecto a lo que dices, compañero, sobre la comunicación entre nosotrxs dentro, sabes que, como tú, estoy en ello, porque lo creo necesario, y ese es uno de mis objetivos, porque en 2018 he fracasado en eso y lo pienso mejorar, simplemente.

Ante la Junta del Crimen Organizado, que se hace llamar “de tratamiento”, yo mantengo ya hace tiempo, años, el máximo silencio y desprecio, negado total y absolutamente a tener que pasar por sus aros para “progresar”. ¿Progresar en qué? ¿En cabo de vara? ¿En confidente? ¿En colaborador? No, yo estoy de nuevo en primera fase, la mantienen aunque no tengo ni un parte. El caso es que lo voy a ganar sin entrar en sus aros progresivos, lo voy a ganar por vía judicial. Agradezco a lxs abogadxs solidarixs, a todxs lxs que nos dais apoyo.

Así que estoy de acuerdo contigo en eso también Peque, aunque sé que hay personas que no nos entienden, que se preocupan, que no comprenden nuestra negativa a tener contacto con esa calaña que nos mantiene en condiciones inhumanas. Pero es lógico, en esa diversidad de pensamientos es donde reside la riqueza humana que nos envuelve. Venga, Peque, ánimo, aquí me tienes. Salud y fuerza.

Voy directamente con el comunicado del compañero Llopis, el Cabrero, y me pronuncio sobre lo que propones. Antes de nada, siento la muerte de tu madre, no lo sabía, mejor comapañera no encontrarás, eso está claro. Me enteré de tu traslado el mismo día, a través del abogado, que vino a verte y ya no estabas. Te escribo, ahora que ya sé dónde estás.

Estoy esperando el borrador que mencionas para las instituciones europeas e internacionales. Yo, por mi parte, entiendo que hay que subir el listón y elevar nuestra lucha a Europa, como dices, y a las instituciones internacionales. Aunque ya he enviado algunas, de manera independiente, en solidaridad con lxs presxs enfermxs crónicxs y no he recibido respuesta alguna. Dudo mucho que nos vayan a hacer caso. Pero, por mi parte, voy a apoyar tu propuesta, como medida de presión y para ampliar la visión de esta lucha y de estas reivindicaciones. Una vez se vean los resultados, podemos dialogar sobre si merece o no la pena. Te lo digo, más que nada, porque estamos todo el jodido día con el boli, y esto a mí no me supone esfuerzo alguno, pero no todxs somos iguales, y reincido en que aquí radica la riqueza de esta lucha, en la variedad de pensamiento, en la libertad de los actos. Ya sea todxs a una o unxs pocxs, elevemos esto a dichas instituciones, y que otrxs se dediquen a lxs que en su libertad decidan.

No veamos esto como algo negativo, ni creamos que estamos contrariados en las acciones, sino como algo positivo que intentamos y, logremos o no los objetivos, al final todxs tenemos el mismo fin, la abolición de las cárceles a largo plazo y, a corto plazo, que cumplan sus “leyes” que nos otorgan ciertos “derechos”. Así lo veo yo, con flexibilidad y respeto al resto de compañerxs, que decidan libremente cómo actuar. ¿Qué opinas tú? ¿Qué opináis el resto de compañerxs en lucha? Yo creo que la flexibilidad en el entendimiento y comprensión de cada persona en lucha es algo que nos une más que nos separa. Pero solo es mi opinión.

En definitiva, compañero, que yo voy a apoyar, como medida de presión, llevar las reivindicaciones a la UE y a la ONU, tanto los catorce puntos de nuestra tabla como los diez del decálogo de la APDHA. Y, como bien dices, de manera horizontal, que es como funcionamos, aquí nadie está por encima ni por debajo de nadie, somos unx.

Ahí llevas mi respuesta y mi apoyo. Te mando un abrazo. Salud y fuerzas.

Toni

Albocàsser, 13 de febrero de 2019

Salud y pronta libertad a lxs que lucháis dentro y fuera por una sociedad sin jaulas. Os escribo con una propuesta para la tabla reivindicativa y, según mi opinión, expreso cómo lo hago yo.

En las reivindicaciones quincenales (dos veces al mes) yo meto la tabla original de 12 puntos, más el punto 13 contra la cadena perpetua “revisable” y encubierta y por la redención de penas por trabajo que reventaron con al reforma de 1995. La propuesta sería por este punto 13 y por el 14, que dejo a debate dentro del grupo de presxs en lucha activa y también entre los grupos de apoyo, porque me interesa su opinión y porque luchan con nosotrxs. Como punto 14, reivindicar contra la indefensión jurídica dentro de los talegos, las dificultades que tenemos lxs presxs a la hora de ser asistidos en un parte disciplinario, por ejemplo. Tiene que ser un abogado particular, aunque sea recurrible. No deja de ser una manera de jugar con nosotros, estirando o encogiendo los tiempos a su favor. De los Servicios de Orientación Jurídica Penitenciaria, yo, hasta ahora, no he tenido ni noticia. Los turnos de oficio penitenciarios,cuando existen, están fuera del alcance de la mayoría de lxs presxs que no tienen ni idea ni les informa nadie de cómo solicitar la “justicia gratuita”. Los juzgados de vigilancia, ya sabemos todxs cómo responden a las quejas y recursos, dando la razón a lxs carcelerxs, sistemáticamente, sin apenas motivación. Por tanto, el punto 14 sería por la indefensión jurídica dentro de los talegos, el cual dejo a debate, aunque yo creo que hay que incluirlo. Es solo mi opinión.

Por lo demás, junto a la tabla o en hoja a parte, yo meto el decálogo de la sanidad penitenciaria de la Asociaión Pro Derechos Humanos de Andalucía, ya que nada ha cambiado aún y, por tanto, hay que continuar reivindicándolo.Hemos de poner en evidencia la realidad de la catástrofe médica y de las muertes en la cárceles y dar luz las mentiras que se han profesado en la huelga de carceleros. Hay que contrarrestar sus falacias, ya que queda en evidencia que la inseguridad la sufrimos nosotrxs, no ellxs, quienes mueren son lxs presxs, no lxs carcelerxs, aunque los medios de incomunicación meanipulen y den bombo a sus mentiras. Eso solo podemos cortarlo dando luz desde dentro a las muertes, asesinatos, abandono médico- sanitario, etc., etc. Nadie dijo que fuera fácil, y estar con el boli todo el jodido día no es agradable pero es NECESARIO. En nosotrxs lxs presxs está la posibilidad de dar luz a todo lo que se nos comete o dejarlo en el silencio de los muros. Cada quien decide luchar o callar.

Y, en general, dentro de las reivindicaciones, extendernos e incidir en la dispersión que sufrimos, en el régimen especial de castigo (mirad cómo tiene a nuestro compañero Peque en Córdoba), constante intervención de comunicaciones, que dejen de traficar con los sentimientos de nuestros seres queridos (familias, compañerxs, amigxs), poniendo en peligro sus vidas en las carreteras para venir a vernos 40 minutos de mierda, la criminalización que se vierte contra los grupos de apoyo a presxs por mostrarnos su humanidad (yo lo considero un crimen contra la humanidad y así lo hago saber a todas estas “instituciones”). (…)

Toni

Albocàsser, 4 de febrero de 2019

Salud compañerxs, soy Toni, os vengo a comunicar lo que posiblemente ya sabréis, pero, como no lo sé, os pongo al día de mis propuestas y de lo que estoy de a acuerdo. Un abrazo dentro fuera de las jaulas.

He sabido que somos poquitxs lxs que estamos aún en pie de guerra, lo cual no merma el impulso de los objetivos que tenemos entre manos, así que ánimo y mucha fuerza.

Estoy de acuerdo con:

– Incluir como punto 13 de nuestra tabla, ir contra la verdadera cadena perpetua que desde siempre padecen muchxs presxs que tienen diferentes bloques de condenas graves entre los que no hay “conexidad”, así como contra la “prisión permanente revisable”, las dos formas de cadena perpetua encubierta, la vieja y la nueva, que existen hoy en día; así como la reinstauración de la redención de penas por trabajos en prisión. Yo lo estoy reivindicando ya.

– Como punto 14, habría que referirse a la indefensión jurídica que padecemos las personas presas por la inoperancia de los juzgados de vigilancia penitenciaria y la insuficiencia de los SOAJP y del turno de oficio.

– Creo que hay que mantener en todas las reivindicaciones, junto con nuestra tabla, los 10 puntos sobre Salud y Sanidad, del decálogo de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, como algo constante; es preciso, en mi opinión, que lo hagamos. Yo, al menos, lo llevo adelante.

– Así mismo, incidir en la dispersión, Régimen Especial de castigo, intervención de comunicaciones, comunicación dentro-fuera (en todas sus variantes) y el apoyo y gratitud a los grupos de apoyo a presxs que nos apoyan constantemente.

– No dejemos de denunciar todo tipo de situación que se nos imponga, y así mismo, creo necesario apoyar a lxs presxs que carezcan de conocimientos en cuanto a escritos, denuncias y todo tipo de vulneraciones.

– Hacer diálogo (boca-oreja), sobre esta lucha a lxs presxs que de verdad quieran luchar, este diálogo corresponde únicamente a lxs presxs, no podemos responsabilizar a nadie de ahí fuera, compañerxs, lxs que estamos en contacto con presxs, somos lxs presxs. Eso es responsabilidad nuestra, lógicamente.

Por otro lado, propongo una huelga de hambre desde el día 1 de Mayo de 2019 al 15 de Mayo, sumándome a la propuesta de huelga del compañero Peque, reivindicando la tabla y el decálogo de la APDHA, y que lxs presxs que por motivos varios no puedan realizarla, la apoyen con ayunos, escritos, y por supuesto, reivindicando la tabla y el decálogo.

Lxs que estéis de acuerdo, ya sabéis cómo comunicaros y, por favor, definiros en cómo la apoyaréis y quiénes la llevaremos a cabo, en todo caso es una propuesta abierta al diálogo.

Hay mucho más que decir, pero por hoy lo dejo aquí, ya sabré lo que se decida y lxs que apoyéis o no la propuesta de huelga de hambre de Mayo. Y si estáis de acuerdo con lo aquí expuesto.

Agradeceros a lxs Grupos de Apoyo a Presxs la luz que nos dais y el gran esfuerzo que lleváis a cabo con nosotrxs, ya que sin vosotrxs no se sabría nada. Por vuestro apoyo, gracias.

Ellxs no pararán de reprimirnos, por lo que es por derecho que no cese la lucha por una sociedad sin jaulas. Salud y fuerza.

Toni

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Mayo 2019

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 19-III-2019]

Huelga de Hambre Mayo de 2019 Presxs en lucha

Ya sólo queda una semana para el 1 de mayo, día de inicio de la huelga de hambre colectiva de lxs presxs en lucha por sus 14 reivindicaciones. Antes eran 12, pero en el debate que ha habido desde que se convocó esta huelga se han añadido dos reivindicaciones más. Podéis verlas en cartel de arriba, realizado por unxs compas gallegxs, seguir el debate al respecto en las cartas y comunicados de lxs compañerxs que se han ido publicando, especialmente en el post que titulamos Presxs En Lucha Activa: Toni Chavero Concretando Sobre Los Cambios En La Tabla Reivindicativa Y La Convocatoria Del 1 De Mayo; también se han expresado al respecto los compañeros Peque (Más Noticias De Presxs En Lucha)  y El Cabrero, del que ponemos abajo un fragmento de una carta que ya publicamos hace unos días. Y tambiçen podéis profundizar un poco más leyendo lo que publicamos ahora y lo que publicaremos en los próximos días.

Cárcel de Albocàsser, 15 de marzo de 2019

(…) Yo puse dos puntos más a debate para añadir a los doce de la tabla reivindicativa. Como punto 13, exigir la supresión de la vieja cadena perpetua encubierta y de la que han llamado “prisión permanente revisable”. Asimismo, la restauración de la redención de penas por trabajo del artículo 100 del viejo código penal de 1973. Dadas las situaciones de cadena perpetua encubierta que sufren muchxs presxs, entre ellxs Antonio Nieto Galindo, en Murcia, Campos del Río, y Enrique Del Valle González, en Palencia, Dueñas, “La Moraleja”. Y, como punto 14, contra la indefensión jurídica que sufrimos lxs presxs. Y añadir los diez puntos del Decálogo Sanidad Penitenciaria de la APDHA, hasta que algo cambie al respecto, como parte constante de nuestras reivindicaciones.

Así que ya me llegaran respuestas de lxs compñerxs y lo que opinen al respecto. (…)

Toni Chavero

Cárcel de Villena, 25 de marzo de 2019

(…) Por todo lo demás, estoy completamente de acuerdo con todas las propuestas hechas. Añadir los puntos 13 y 14 de la tabla me parece una gran idea, claro que sí, para la huelga de hambre que tenemos prevista para el 1 de mayo, en la cual también participaré, en aumento de ayunos, hasta donde mi cuerpo pueda. Vale, compañerxs. Sobre los puntos 13 y 14, son fundamentales, ya que bastante tenemos con el endurecimiento de las penas del código penal, que ahora nos han metido la revisable, cuando en los demás países de la UE, como, por ejemplo, Francia, Alemania, Rumanía, etc. tienen sus beneficios, derechos y redenciones, que a nosotrxs nos ha eliminado el código penal del 96, haciendo que nos comamos las condenas íntegras. Creo que reivindicar esos dos puntos es una buena idea y me parece de lujo que vayan apareciendo propuestas como estas para incluir en la tabla. O sea, aquí el Cabrero está de acuerdo con todas las opiniones y reflexiones y con todo lo que los demás comapñeros propongan y, si ahay que morir, que sea luchando, luchando y por una causa justa y buena como esta por la que estamos luchando. (…)

El Cabrero

Campos del Río 27 de marzo de 2019

Un saludo a todxs lxs compañerxs en lucha, así como a todos los grupos de apoyo, que merecen todo mi respeto y admiración.

Ultimamente he recibido varios comunicados escritos por Toni Chavero, Peque, Cabrero y otros. En su mayoría dando a conocer con antelación la preparación de una huelga de hambre para el próximo día 1 de Mayo, de forma que podamos estar todxs enteradxs de la misma, y así reivindicar nuestra tabla, pero esta con tres puntos más: 1º- Que la atención sanitaria en prisiones no dependa de instituciones penitenciarias, y si la misma que se les da a las personas del exterior, ambulatorios, hospitales, médicxs, doctorxs, ATS, enfermerxs que dependan directamente de sanidad. 2º- El fin de las condenas perpetuas encubiertas, que en la actualidad en las cárceles de españa las están cumpliendo unxs 300 presxs, con una media de 25 a 30 años ya cumplidos. 3º- El reconocimiento y aprobación del derrogado código penal de 1973 en su artículo 100 sobre el beneficio de la redención ordinaria (redención de patio) y extraordinaria.

Estoy convencido que estaremos de acuerdo en estos tres puntos nuevos, por lo que no perderemos tiempo en debatirlo, al menos para todxs lxs que no lo sepan. Como siempre he venido comunicando cada vez que se ha convocado una huelga de hambre, en mi caso no la realizo, pero en su lugar, mi participación la dedico a enviar escritos a todos los organismos estatales e internacionales que les competen, haciéndoles llegar nuestras reivindicaciones, así, con mis denuncias sobre todo cuanto sucede dentro de las cárceles, violación de los derechos constitucionales, violación de los derechos fundamentales como presxs. Agresiones físicas y de palabra, constantes humillaciones, violación de la correspondencia, incumplimiento de las obligaciones tratamentales de los miembros pertenecientes a estos llamados equipos técnicos y juntas de tratamiento, etc, etc.

Algunxs, pensaran lógicamente, que mi postura es muy cómoda, y en parte los comprendo, y pensaran así, porque no me conocen en absoluto. No me tengo que defender de nada, me siento muy contento conmigo mismo y de ser como soy. Tan solo haré saber para quien no lo sepa, que pasé en prisiones desde febrero de 1971 al 22 de mayo de 1977. Cinco años de mi cautiverio los pasé en celdas de castigo. Aún guardo marcas en mi cuerpo de las torturas del régimen franquista, conocido el hambre y el frio de ese régimen carcelario y un gran etc. Pero os diré una cosa compañerxs, añoro a esos miles y miles de compañeros de entonces, si, si eramos presos y… no internos. Verdaderamente estábamos unidos, tan unidos que no le teníamos miedo al castigo e incluso al morir. Modestia aparte, pero me siento muy orgulloso de haber participado en cortar barrotes, cavar túneles, y por supuesto de ser un miembro de COPEL (Coordinadora Obrera de Presos en Lucha).

Llevo preso desde el 9 de febrero de 1979, hasta la fecha. Me han limitado las condenas a varios bloques con lo que sumo un total de 50 años y 4 meses y 16 días de pena. Como tengo unos 10 años de beneficio de redención ordinario y extraordinario cumpliré mi pena en breve, pero no me pondrán en libertad, seré extraditado a francia por dos penas a perpetuidad y 20 años de reclusión criminal que me impusieron en rebeldía con total fraude de ley. Por unos delitos de 1978 que dicen, yo cometí. Atraco con tiroteo en el que dicen resulto muerto un madero francés-.

Pues bien, ya sabéis un poco más del viejo, si, digo viejo porque podría de sobra ser vuestro padre, el próximo 5 de noviembre cumpliré los 67 años. Igualmente después de recibir 37 secciones de radioterapia por un cáncer de próstata, estoy medicado y anualmente estoy controlado por un oncólogo. Por ello no puedo realizar huelga de hambre. Creo que ha quedado claro.

Bueno compañerxs, os pido seáis firmes en nuestras decisiones e ideales. Manteneros fuertes y animdxs. No pensar que somos pocos, lo que importa es nuestra dignidad y constancia en todo lo que nos propongamos, y… ¡ADELANTE!

Aprovecho estas letras, pensando y deseando que nuestra compañera Carmen Badia Lachos, se encuentre bien, de que se haya conseguido su atención médica, y sobre todo su libertad.

Pienso que recibirá nuestro apoyo y cariño por medio de nuestras cartas, que serian por parte nuestrx la de todxs.

Quiero mandar un fuerte abrazo a Toni Chavero, a Peque, a Cabrero, a los que les digo en especial, sin dejar de menos a todxs lxs demás, que sé, necesitan a muchxs más como vosotrxs, y lo que digo no trata de buscar lideres ni dirigentes, pues como anarquista que soy, de corazón y alma, no acepto jefes ni mandos, aquí entre nosotrxs somos todxs iguales, nada de rangos ni clases. Luchamos juntos por lo que creemos y punto.

Un abrazo combativo para todxs. ¡LIBERTAD Y SALUD!

Vuestro compañero Antoine, “uno más”

Cárcel de Villena, 27 de marzo de 2019

(…) Compañero, que no es por nada pero no se sabe que puede pasar si se les cruzan los cables por cualquier motivo y se ceban dándote la despedida de la vida. Bueno, mejor no hablar de eso, se pasa página, pues puedo decir que sí veo normal que se ponga un décimo tercer punto en la tabla de los 12 y me parece bien que se pida la redención como antiguamente estaba la redención de patio y el destino que no sea renumerado que se ponga reducción, así este comentario que leí en una carta de uno de los compis. Eso, si lo luchamos todxs, podríamos volver a conseguirlo, si nos ponemos todos de acuerdo, podíamos hacer unos cuantos escritos a todos los organismos competentes y darles bombo. Espero que, si alguien leyese esto, me de su opinión, cuento con la opinión de todxs y debatimos todo este tema de la tabla, deberiamos resolver los puntos en los que se basará la tabla, tenga doce o quince. Espero vuestras opiniones y si nos agarramos a una nueva tabla en la cual pongamos un esfuerzo para ponerla en orden y añadir lo que estipulemos oportuno y aplicarla ya en nuestras nuevas instancias, sino que hacemos cada preso una tabla con los puntos de los 12 y añadimos el décimotercero y décimocuarto. Creo, bajo mi punto de vista, que, si nos ponemos de acuerdo, será mucho mejor. No quiero ser pesado, espero vuestra contestación. Yo para este mes haré la tabla de los 12 y, si me se explicar bien, aprovecho y añado el 13 y el 14. Os lo haré llegar en mi instancia. (…)

José Gil Belmonte

 

Huelga de Hambre Mayo de 2019 Presxs en lucha

Aquí va el texto de un “artículo” escrito por un compañero nuestro como contribución a un “suplemento informativo sobre la lucha por los derechos de las personas presas”, editado por La Directa y que podéis ver o descargar, en catalán, pinchando en la imagen de arriba. Publicamos este escrito, con su título y texto originales, en lugar de la versión muy tergiversada ofrecida en El Salto, una traducción de la versión catalana inicial, ya escasamente fiel al original en castellano que ahora podéis leer aquí. Doble tergiversación, porque en la publicación catalana, ya se cambiaba sustancialmente, en un sentido ciudadanista, lo que había escrito nuestro compañero y, luego, se retraduce al castellano con un ánimo, si pudiera ser, aún más “izquierdista”. El tono del artículo ya era bastante neutro, para adaptarlo al estilo “periodístico” de la publicación, pero lxs traductorxs y retraductorxs se han esforzado tanto en limarle los dientes aún más, que el autor ya no lo reconoce, ni tampoco el colectivo Tokata. La reflejada en La Directa y en El Salto no es nuestra manera de pensar y escribir: nosotrxs no estamos reclamando “que se respeten los derechos humanos”, sino que luchamos en defensa de nuestra gente, por la destrucción de las cárceles, del Estado y del Capital; para nosotrxs, no existe España, sino el Estado español con sus cárceles, el territorio y la población dominadxs por él; no hubo ninguna “transición democrática”, sino una “transacción” –como dicen lxs compañerxs del colectivo Etcétera– entre “los que mataron a Lorca y los que mataron a Nin”, para “democratizar” superficialmente el régimen franquista, en el que aún vivimos; para nosotrxs es un orgullo mencionar al grupo COLAPSO y el anarquismo de algunos compañeros presos sociales que participan en la propuesta, detalles censurados; nosotrxs no solemos hablar de “estrategia”, sino que intentamos explicar nuestra experiencia con otro lenguaje, que queremos lo más ajeno posible al del ejército, la política y el periodismo, experiencia y lenguaje nuestrxs de lxs que no ha quedado apenas rastro, después del lifting; sí que quisiéramos poner al descubierto la “estrategia” del Estado, pero en la versión light publicada han quedado borrados todos nuestros intentos de hacerlo. En fin, aquí está lo que de verdad escribió nuestro compañero, bastante más interesante, a nuestro juicio, como reflexión sobre la experiencia de la vigente propuesta de lucha, que lo que ha quedado, despés de los intentos de doma periodística.

ITINERARIO DE UNA PROPUESTA DE LUCHA

En las cárceles del Estado español existe ahora mismo un pequeño grupo de personas presas que están haciendo ayunos mensuales en defensa de una tabla reivindicativa de doce puntos donde se analizan una larga serie de situaciones que atentan contra la dignidad y la vida de la gente presa. Esta manera de proceder se parece mucho a algo que se hacía a finales de los años 70, en tiempos de la COPEL, de cuyas tablas reivindicativas se ha dicho, que realizaban, justo en el momento de la “Transacción democrática”, una verdadera radiografía crítica del sistema penal y penitenciario. Una actitud que ha tenido continuidad, desde entonces hasta ahora, en casi todos los intentos de lucha colectiva que se han producido dentro de las cárceles, hasta convertirse en costumbre. Este grupo de unas veinte personas dispersas en quince cárceles diferentes está discutiendo, a partir de un balance crítico de lo hecho desde que empezaron, la convocatoria de una huelga de hambre colectiva para el próximo 1 de mayo —que sería la cuarta, pues en 2018 han hecho huelgas parecidas en mayo, octubre y diciembre— y se plantea de aquí a entonces, ampliar la tabla reivindicativa, añadiéndole unos cuantos puntos, y diversificar los medios de lucha y expresión utilizados hasta ahora.

Para entender la actitud de esta gente hay que mirar un poco hacia atrás, a los inicios de esta situación, que viene durando algo más de tres años. Su origen está en la propuesta de crear una organización llamada ASPRELA (Asociación de Presos en Lucha Activa) que hicieron en 2015 unas cuantas personas presas desde el departamento de aislamiento de Estremera. Dos de ellos habían estado recientemente en la calle —uno cumplido y el otro fugado—, donde se relacionaron con un pequeño pero activo grupo pro presos que se había formado en Madrid autónomamente, en el sindicato de oficios varios de la CNT, y que les había apoyado antes de salir. También participaba este grupo, con continuas concentraciones en la plaza de Tirso de Molina y piquetes en las puertas de las cárceles madrileñas, en la actividad solidaria con las huelgas de hambre de José Antúnez y Xavier Guerrero o en una campaña por un tratamiento para las personas presas enfermas de hepatitis C igual al de la calle.

Los compañeros recién salidos se integraron en ese grupo, sumándose a sus actividades y participando en charlas, programas de radio y algún video en internet, para denunciar los tratos cueles, inhumanos y degradantes de los que habían sido víctimas o testigos mientras habían estado presos, en especial las torturas y muertes en la cárcel de Navalcarnero a la que calificaron públicamente de Centro de Exterminio. Desgraciadamente, volvieron muy pronto a la cárcel, juntos, acusados de una larga serie de delitos. Y cayeron, precisamente, en Navalcarnero, donde fueron recibidos con provocaciones y agresiones, yendo a parar enseguida al régimen especial de castigo. La propuesta de ASPRELA fue su manera de afrontar la terrible presión, creciéndose en lugar de achantar. Bajo esas siglas, hicieron algunas huelgas de hambre y denunciaron, por ejemplo, la situación de varias personas presas con enfermedad grave. Consiguieron la colaboración de unos cuantos compañeros de aislamiento, nombraron un coordinador y varios encargados de zona, redactaron unos estatutos y una tabla reivindicativa y elaboraron un calendario de acciones.

Demasiado para un par de pequeños grupos autónomos anarquistas como el de Madrid y el Tokata de Valencia, sobre quienes recaía la responsabilidad de difundir la propuesta. Y también para algunos compañeros presos, de ideas anarquistas, que supieron de ella y querían sumarse, como Peque, único miembro en activo de COLAPSO (Colectivo Anarquista de Presos Sociales), veterano de la resistencia anticarcelaria. Cada cual a su tiempo y manera, les dijeron a los compañeros de ASPRELA que en su propuesta estaba todo decidido de antemano, que era demasiado vanguardista. Pensaban que tanto los objetivos como los medios de la lucha, así como la forma de organización, la cuestión de si se utilizaban siglas o no, etc., eran detalles que tenían que ser discutidos horizontalmente, entre todas las personas participantes. Del diálogo que desencadenaron estas críticas surgió la propuesta actual. En verano de 2016, como material de debate sobre qué hacer y cómo ante las situaciones de abuso diversificado y continuado que viven las personas presas en las cárceles del Estado español, empezó a difundirse una síntesis de los textos elaborados hasta entonces por los compañeros, que integraba los resultados del debate anterior e incluía los doce puntos de la tabla actual. Se proponía también hacer uno o dos ayunos mensuales de un día, como signo de participación activa, y denunciar todo lo denunciable. Y se pedía la colaboración tanto de las personas presas como de la gente de la calle con sensibilidad anticarcelaria. Ya que la gente presa lo tenía muy difícil para sostener esa especie de asamblea permanente a distancia que se estaba proponiendo, dadas las condiciones de atomización e incomunicación en que vivía, impuestas a través de años de conflicto permanente, por la administración carcelera, para prevenir e impedir cualquier intento de lucha colectiva.

Mirando todavía un poco más atrás, la autoridad carcelera está bien escarmentada desde los tiempos de la COPEL, cuando se logró, luchando por la extensión de la amnistía a los presos sociales, formar una comunidad de lucha en la que llegaron a participar varios miles de personas presas, con bastante eco solidario en la calle. Pasando por la querella contra las torturas de Herrera de la Mancha, en el 79, donde se denunciaba, desde dentro y desde fuera, la tremenda represión contra el anterior episodio. Por la lucha de los preventivos del 81 al 83, con la que se logró la excarcelación de 7000 personas. Por los intenos de los presos fuguistas, del 83 al 92, entre los que figuró la APRE, que insistieron una y otra vez en planes de evasión por la brava donde se apoderaban de los módulos de castigo, y hasta de cárceles enteras, tomando a los carceleros como rehenes para buscar la fuga y, al no conseguirla, utilizarlos para forzar la publicación de series de reivindicaciones donde denunciaban, como se hace ahora, la acumulación de abusos que estaban sufriendo, también como ahora, las personas presas. Y por las vicisitudes de la lucha contra el FIES, ambicioso intento de volver a crear una comunidad de lucha anticarcelaria, basada en la defensa de una serie de reivindicaciones, resumidas en las célebres cuatro: ni FIES, ni dispersión, ni enfermos en prisión, y límite de cumplimiento en 20 años.

Precisamente, se trataba de afrontar la situación creada por la aplicación, a lo largo de veinte años atravesados por todos esos conflictos, de una serie de medidas tomadas por el Estado para que no pudieran volver a planteársele semejantes desafíos: impunidad, incluso legalización, de la tortura y los malos tratos; régimen especial de castigo; control cada día más intenso y tecnificado; arbitariedad en los traslados; construcción de macrocárceles; oscurantismo estadístico, por un lado, y tergiversación mediática, por otro, de lo que sucede en las cárceles… Todo lo cual hacía necesaria la contribución de gente de la calle a la restauración, de aquel “espacio de lucha” del que se hablaba durante la campaña contra el FIES. Para que las personas presas puedan reflexionar colectivamente, dialogar y decidir sobre sus necesidades y problemas, sus objetivos y los medios para alcanzarlos, es necesario que todo lo que digan todas les llegue a todas con la mayor fluidez posible. Para que sus denuncias, reivindicaciones y acciones tengan resonancia en la calle, hacen falta personas y herramientas de comunicación que las difundan, solidaridad y coordinación dentro-fuera en la movilización y en la acción. Y también es indispensable que quienes están dentro de los muros se enteren de lo que se hace fuera. Eso sería, en principio, el espacio de lucha: una red de comunicación que haga posible el diálogo, la decisión y la acción comunes entre todas las personas y grupos participantes, dentro y fuera.

Y eso es lo que se ha estado intentando crear desde que empezó a difundirse la actual propuesta, en verano de 2016. Desde entonces hasta los primeros meses de 2018, entre veinte y treinta personas presas estuvieron haciendo ayunos al menos los días 1 y 15 de cada mes y enviando escritos al congreso de los diputados, a la secretaría general carcelera y al “defensor del pueblo”. Quien no podía o no quería ayunar, por su estado de salud o por lo que fuera, se limitaba a enviar los escritos. También se publicó una lista, actualizada con frecuencia, con los nombres y direcciones de quienes participaban. Se hicieron varias huelgas de hambre colectivas, con participación de unas ocho o nueve personas, en apoyo de las Nais Contra A Impunidade gallegas, criminalizadas por denunciar la muerte del hijo de una de ellas en un cuartel de la guardia civil. O con “los tres de Lleida”, condenados por apoyar a un preso que denunció malos tratos de los carceleros, los cuales resultaron absueltos mientras él era condenado por una contradenuncia. Asimismo, se realizaron multitud de huelgas de hambre individuales o de pequeños grupos y otros actos reivindicativos, como huelgas de patio y de silencio, escritos firmados colectivamente, autolesiones o incendios de celdas, para protestar por malos tratos y torturas, reivindicar excarcelaciones por enfermedad o traslados más cerca de la familia, denunciar la explotación laboral y otros abusos… El apoyo en la calle, más bien escaso, aunque no faltaron del todo la comunicación y algunas actividades de difusión y visibilación de lo que sucedía dentro, así como un par de intentos, aunque fracasados, de coordinación, por parte de algunos grupos de apoyo.

Ante la dispersión de esfuerzos que ellos apreciaban en todo eso, a partir de febrero de 2018, algunos compañeros presos en lucha propusieron para el 1 de mayo una huelga de hambre colectiva de un máximo de quince días que debía servir para coordinar las acciones de la gente de dentro lanzando un llamamiento unificado a las personas y grupos que desde fuera quisieran apoyarles, para actuar todas al unísono. Desde antes de empezar, tuvo eco en la calle la convocatoria —lo mismo que el debate entre las personas presas que se iban adhiriendo, unas veintitantas—, difundiéndose en radios libres, en internet , en charlas, jornadas, carteles, panfletos, folletos y otras publicaciones en papel, en al menos nueve ciudades, con concentraciones y acciones callejeras en tres de ellas. Enseguida, se propusieron nuevas convocatorias, para octubre y diciembre, buscando, desde el principio entablar comunicación con toda organización abolicionista y defensora de los derechos de la gente presa con la que se pudiera conectar. Haciendo especial hincapie sobre la catástrofe médico-sanitaria en las cárceles y asumiendo el decálogo de la sanidad penitenciaria propuesto por la APDHA. A partir de septiembre, en una cantidad creciente de lugares, fue comentada la propuesta en actos públicos, se hicieron pintadas de todos los tamaños, se pegaron carteles y se colgaron pancartas, se informó sobre todo ello en internet, en emisiones de radio y en publicaciones impresas. Hasta finales de diciembre, se sucedieron ininterrumpidamente este tipo de actividades, mezcladas con una gran cantidad de marchas, concentraciones y acciones callejeras. Unas en directa y explícita relación con la convocatoria de huelga de hambre, otras en clara confluencia y otras a su propio aire.

Así, se puede decir que con toda esa actividad ha fluido una corriente anticarcelaria en la que se han coordinado grupos autónomos y libertarios, familiares autoorganizados, abogados solidarios, asociaciones abolicionistas, personas individuales y medios de difusión más o menos marginales o integrados, una pluralidad de fuerzas que adquieren auge, animando y ampliando considerablemente el campo anticarcelario. Conscientes de ello, los compañeros presos en lucha, han decidido hacer una nueva propuesta de huelga de hambre y movilización conjunta, a iniciar el próximo 1 de mayo, con tiempo suficiente para que se vayan articulando los acuerdos y proyectos colectivos que se ha visto surgir en estos meses. Mientras, entre la gente presa, se ha reiniciado, sin abandonar los ayunos mensuales, el debate sobre su propia propuesta, que se está desarrollando en dos sentidos. Primero, con la añadidura de dos nuevas reivindicaciones, una que se refiere a la limitación del máximo de cumplimento, dirigiéndose, por tanto, contra las diversas formas de cadena perpetua y el endurecimiento punitivo, y otra que apunta a la indefensión jurídica que sufren estructuralemente las personas presas en el actual sistema penal. Y segundo, con la propuesta de ampliar el envío de escritos a las instituciones internacionales y europeas de prevención y denuncia de la tortura y defensa de los derechos humanos. Mientras se reflexiona, la lucha sigue, con la huelga de hambre y sed de Carmen Badía Lachos, la campaña por la libertad de Antonio Nieto Galindo y la visibilización de otros casos, tanto de personas con enfermedad muy grave que deberían ser excarceladas —Francisco Chamorro, Belén Vázquez Campillo, Pedro Escudero Gallardo…— como de cadena perpetua encubierta, el de Enrique Del Valle González, por ejemplo.

Actividad en la calle Huelga de Hambre Mayo de 2019 Presxs en lucha

Hablamos de la campaña en favor de Antuan, preso enfermo de cáncer que sufre cadena perpetua encubierta. Como pensamos que la lucha tiene que ser colectiva, exigimos al mismo tiempo la libertad de cualquier persona presa que esté en uno de los dos casos. Leemos una carta de Toni Chavero sobre el asunto. Igualmente, leemos una carta de Carmen Badía, otra presa enferma de cáncer que también debe ser excarcelada. Y una carta de Antuan hablando de la propuseta de lucha colectiva, en la que participa. Entrevistamos al hermano de Enrique Del Valle, otro condenado a cadena perpetua efectiva por cuya libertad es necesario luchar. Finalmente, hablamos con la madre de un preso que ha sido castigada sin comunicar durante tres meses por unas palabras con una carcelera.

Cadena perpetua La cárcel mata Presxs en lucha Radio: Tokata Y Fuga

No estamos muy de acuerdo en este tipo de campañas centradas en una sola persona, improvisadas, con información confusa, más encaminada, al parecer, a crear un personaje del que se hace bandera que a afrontar prácticamente los problemas reales. Y aún menos, precisamente, cuando se está desarrollando un intento muy coherente de lucha colectiva, en la que, por cierto, está participando Antuan desde sus inicios. Desde luego, se trata de un caso claro de cadena perpetua encubierta, asunto muy grave, que afecta a mucha gente –como, por ejemplo, a Enrique Del Valle– y habría que intentar encarar colectivamente –una vez más, igual que, por ejemplo, en 2009– como lo que es, un hecho político, de opresión y amenaza contra los más débiles y extrema crueldad institucional. En la última convocatoria de huelga de hambre colectiva para mayo se propone añadir a la tabla reivindicativa la abolición de este tipo de cadena perpetua, vieja, pero todavía en vigor, y de la nueva, llamada hipócritamente “prisión permanente revisable”, así como, precisamente a propuesta de Antuan, el restablecimiento de la redención de penas por el trabajo, eliminada en el código penal del 95, endureciendo considerablemente las penas. Antonio Nieto Galindo es también un enfermo grave e incurable que debería ser excarcelado para recibir en la calle una atención digna, lo mismo que, por ejemplo, Carmen Badía Lachos, Belén Vázquez Campillo, Francisco Chamorro Giménez, Pedro Escudero Gallardo, Manuel Arango Riego, María José Baños Andújar y otras muchas personas. De lo que tampoco estamos muy seguros es de que una campaña como esta vaya a servir en lo más mínimo para detener la OEDE del Estado francés contra el compañero, ni de que le vaya a beneficiar de ninguna manera. Aún así nos hacemos eco de la convocatoria, como hemos hecho y haremos, probablemente, muchas otras veces, sumándonos de alguna manera a la campaña, a pesar de nuestras reservas, ya que podría ser que nos equivocáramos y sucediera con esta lo que con la única campaña personalizada –si se le puede llamar así al apoyo de las huelgas de hambre de José Antúnez Becerra, otro miembro de la COPEL– que recordamos y mereció verdaderamente la pena. ¡Ojalá que así fuera! Que no se ofendan las personas y grupos convocantes por nuestras objeciones. Preferimos manifestar abierta y públicamente nuestras dudas desde el principio a vivir una vez más en silencio una situación de este tipo, después de tantas experiencias de creación de personajes, por una especie de marketing activista, que tan poco ha beneficiado a las personas utilizadas para soportarlos, resultando más contraproducente que otra cosa para la critica práctica del poder punitivo del Estado. No vemos en el debate nada que pueda hacer ningún mal a la comunidad anticarcelaria, sino una forma de fortalecerla día a día. Sustituimos el cartel de las concentraciones de Barcelona, en el que faltaba la hora de las convocatorias, por otro donde se ha subsanado este error. Añadimos el de la convocatoria murciana y ponemos esta vez el texto de ésta, que resulta quizá un poco más claro. El de la de Barcelona se puede leer en el cartel correspondiente, que se puede ampliar picando sobre la imagen.

El 9 de febrero de 2020, Antonio Nieto Galindo (preso en Murcia II) habrá cumplido 40 años de condena, siendo a día de hoy el preso mas antiguo de España. Antonio, a sus 67 años está enfermo de cáncer y en lugar de ponerlo en libertad, pretenden extraditarlo a Francia, para que cumpla la cadena perpetua por delitos cometidos en el año 1978, su delito fue expropiar a bancos, sin causar en ningún momento daños contra la integridad de ninguna persona.
El Estado español, en el caso de Antonio ha sido implacable, aplicando sobre el, todo el peso de la Ley. Sin embargo las leyes son mas benévolas cuando se trata de ex-dirigentes de la banca o de casos de corrupción política, algunos ejemplos como Miguel Blesa (Cajamadrid), Rodrigo Rato (Bankia) Roberto López (CAM), Mario Conde (Banesto), directivos de Nova Caixa Galicia, Caixa Penedes, etc., los cuales han cometido delitos de apropiación indebida, falseamiento de cuentas, blanqueamiento de capitales, fraude fiscal, prejubilaciones multimillonarias, compra irregular de entidad bancaria, los cuales han supuesto la perdida de decenas de millones de euros, ya que este comportamiento generalizado ha sido el causante de la quiebra y posterior rescate de la banca con dinero público (77.000 de euros). La mayoría de ex banqueros condenados (poco mas de una docena) han evitado la cárcel y el resto disfruta de privilegios, con penas inferiores a los 2 años de prisión. Ninguno ha sido juzgado por el crimen social que han causado: Recortes en gasto social, empleo público, sanidad, educación y el dato mas sangrante 700.000 desahucios.
En España la corrupción se lleva 90.000.000 de euros, 2000 casos desde al año 2000, aunque solo un puñado son conocidos por su magnitud, como son Gürtel, Noos, Púnica, Brugal, Palau, ERE… todos ellos con condenas irrisorias.

Está claro que el Estado español tiene una doble vara de medir, pues castiga duramente los delitos económicos de los pobres y es indulgente con quienes las consecuencias de sus robos afectan a las vida de millones de personas.

Por todo lo anteriormente dicho te pedimos, a ti que nos estás leyendo, que vengas con nosotrxs el viernes día 22 para apoyar a Antonio y a tantos presos que merecen un trato justo y su inmediata puesta en libertad.

Más información sobre el caso de Antuan en Tokata

Documentos y noticias en Tokata sobre la cadena perpetua

Más información sobre la lucha contra la cadena perpetua en 2009

Actividad en la calle Cadena perpetua La cárcel mata

Hablamos con su hermano de la situación de Enrique Del Valle, 27 años ininterrumpidos preso y cumple en 2045, un caso evidente de cadena perpetua “encubierta”. Basándonos en las experiencias que nos cuenta y algunas otras informaciones, reflexionamos sobre el funcionamiento de la cárcel como máquina de exterminio y degradación humana y sobre las posibilidades de hacerle frente para defendernos. La madre y la hermana de Luis Manuel Acedo Sáenz, enfermo de cáncer abandonado en los patios de la cárcel e Picassent sin diagnóstico, tratamiento o cuidado alguno, excarcelado finalmente para que muriera en la calle, convocan una concentración el próximo sábado, 27 de mayo, a las puertas de la cárcel de Picassent, para recordar a Luis e intentar contribuir a que no puedan sostenerse las condiciones de trato indigno, cruel, inhumano y degradante que tuvo que sufrir él hasta la muerte.

Cadena perpetua Radio: Tokata Y Fuga

Con mucho retraso, nos llega una carta desde la cárcel de La Moraleja, en Palencia, fechada el 1 de mayo de 2018, donde José Ruyman Armas Santana y otros seis compañeros que están presos allí nos comunican que están participando en la huelga de hambre colectiva por las doce reivindicaciones que vienen proponiendo un puñado de presxs en lucha desde verano de 2016. Uno de los compañeros, Samir, envía su carnet de preso y pide que se publique su comunicado, su nombre y su foto. El resto envían instancias, cursadas a la dirección de la cárcel de Dueñas y firmadas por cada uno de ellos, notificando que se suman a la huelga. También  considerablemente retrasada, llega carta de Jorge Vázquez Campillo, desde la cárcel de Topas Salamanca, diciendo que se suma a la huelga de habre los días 1, 2, 3, 4, 5 y 15 de mayo, a pesar de que se encuentra bastante enfermo. Recuerda la situación de su hermna Belén, enferma muy grave que debería ser excarcelada, y la necesidad de luchar por que sea así. Con los siete de Palencia y el de Topas, son 19 las personas presas que −nos consta, porque ellas mismas nos lo han comunicado–, están participando en la huelga de hambre. Quien sepa de alguien más que esté participando, por favor, que lo comunique.

COMUNICADO DE SAMIR

Hola, compa, es la primera vez que os escribo y pongo en vuestro conocimiento que me uno a la huelga de hambre del día 1 de mayo de 2018 con mi compa, el canario Ruyman. Yo me llamo Samir Morabet y os cuento lo que me ha pasado en mi última condena en Mansilla de las Mulas, en León, donde me hicieron mucho daño, me torturaron. Me esposaron dos días  a la cama. Y a partir de esta huelga colectiva, a la que me uno con más compañeros y con los que fallecieron en prisión y por culpa de estos verdugos funcionarios, lo único que pido para mí es que con tantas cárceles de primer grado que hay en Madrid y no me llevan, cuando yo tengo a mi mujer y a mi hija allí. Y me están negando la vinculación familiar, haciéndome daño psicológico y físico al separar me de lo que más quiero en esta vida, que es mi familia. Y aquí les mando mi carnet para que lo adjunten a este comunicado y os solicito a vosotros que me mandéis los boletines y la noticia donde se publique esto, poniendo mi nombre y mi foto en este comunicado.

Yo ya no soy la misma persona de antes. Me han maltratado y me han torturado físicamente y psicológicamente. Pero lo que me han hecho estos verdugos no es como ellos lo pintan, sino que hay que haberlo pasado. Y pongo en vuestro conocimiento que, si me ocurre algo, me gustaría que lucharais por mí. En el centro penitenciario de León me quitaron la ilusión que yo tenía. El funcionario don Enrique me hacía la vida imposible, junto con mi compañero Jorge Castro Pajares. Nos esposaron a la cama durante dos días, por la noche nos torturaban. Los borrachos estos no tienen perdón de Dios. Y ahora me encuentro muy mal físicamente y no me queda otra que luchar, porque no me puedo rendir. Llevo desde 2004, cuando tuve mi primera entrada, y he visto muchos abusos a diferentes presos y gente que ha fallecido delante de mí, en el centro penitenciario de León.

Bueno, pongo en vuestro conocimiento que me han hecho mucho daño y eso no lo voy a perdonar jamás en la vida. Me han quitado mi juventud. Esta gente nos tratan como si fuéramos perros y esto no puede seguir así. Estos funcionarios son unos corruptos de mierda. En el centro penitenciario de León me metieron en primer grado y en primera fase. Los verdugos abusan mucho con sus placas y sus trajes. Pero yo soy un guerrero, esta gente ya no va a jugar más con mi vida. Yo soy una persona, no soy como ellos me pintan. Son unos fachas, eso es lo que son.

COMUNICADO DE RUYMAN

Hola, compañeros, que sepáis que el día 1 de mayo de 2018 nos ponemos en huelga de hambre 30 días, junto con mis compañeros Samir Morabet, José Luis Luna Pereira, Luis del Valle Corbera, Alexandru Demeter, Jonathan López Hag, J. Alberto Gabarre Vargas. Yo soy Ruyman, de Las Palmas, me han traído a Palencia por protestar porque el mes de marzo de 2018, ha habido dos muertes seguidas, una de un preso vasco, otra del Chino de Sevilla, los han dejado morir como si fueran perros. Yo esto lo tengo denunciado, porque los verdugos de Puerto III estaban borrachos. Yo lo único que pido es que me lleven a mi tierra, Las Palmas. En Puerto III me hicieron la trampa por protestar por todos los abusos que allí se cometían. Son unos asesinos con placa que solo hacen que torturar a los presos. El equipo técnico, el educador Ernesto y la psicóloga Ana me hicieron mucho daño y me engañaron vilmente al decirme que yo me iba para mi tierra, cerca de mis seres queridos, y mira cómo me veo, en Palencia.

Me despido y cuando salgan los boletines, solicito me los enviéis. Los seis compañeros que menciono están apoyando la lucha por la situación en las prisiones españolas.

Desde Dentro: Propuesta De Lucha Colectiva Para Ser Difundida Y Debatida Dentro Y Fuera

Más Información En Tokata Sobre Luchas Actuales Dentro De Las Cárceles Del Estado Español

Motivos, Condiciones Y Posibilidades Para Una Lucha Social Anticarcelaria

Noticias Sobre La Huelga De Hambre De Mayo

¡No Olvidéis A Lxs Presxs En Lucha! [Lista Actualizada, 7-V-2018]

Huelga de hambre 1 de mayo 2018 Presxs en lucha

El país más violento del mundo parece tener las cárceles más violentas del mundo. O al menos las cárceles en las que se han cometido algunas de las peores masacres en la historia reciente de América Latina. En la última, ocurrida en 2012, murieron calcinadas más de 300 personas; en la penúltima, más de 100; en la anterior, más de 60… Y mientras esos picos altos sacuden a Honduras, el sicariato a cuentagotas, patrocinado, auspiciado o permitido por el Estado, ocurre cada dos días.

 Todo el mundo sabe lo que pasó en la cárcel de El Porvenir y todo el mundo, especialmente Honduras, parece haberlo olvidado: cuando a las 9:10 de la mañana del 5 de abril de 2003, 10 minutos después de que estallara el motín, la Policía y el Ejército entraron a los patios con sus armas largas y sus pistolas, en teoría para poner orden, solo habían muerto cinco personas. Dos horas después, en aquel penal de una veintena de celdas se amontonaban 68 cadáveres.

Internacional

¿No puede encontrar lo que busca? Trate de refinar su búsqueda: