15 resultados de la búsqueda de «Juan Ruiz lópez»

Desde el Grupo anticarcelario de Tarragona comparten esta publicación de Juan Ruiz López, un compañero del que ya hace tiempo se van difundiendo noticias y que ha pasado por muchas cárceles de Catalunya, prácticamente siempre en aislamiento. Lxs compas de Tarragona hacen un resumen de lo que Juan ha denunciado al Defensor del Pueblo, a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias de Catalunya y al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. La ilustración está sacada de http://desmotivaciones.es/.

 

Cárcel de Puig de les Basses, Figueres. Enero 2020

(…) Me aplican el PPS (Protocolo de Prevención de Suicidios) ya que en Mas d’Enric, Tarragona, me intenté suicidar. Aun asi me dejan solo en celda y sin acompañamiento. Me intenté suicidar por los hechos que vienen ocurriéndome en cada prisión por denunciar los tratos inhumanos y degradantes que se cometen. Quiero ser ingresado de manera urgente en algún centro específico para tratar mis problemáticas. Que tenga un programa intensivo y un trato cordial por parte de los profesionales.

(…) Me tratan como a un animal o un enfermo sin derecho a nada, vulnerando todos mis derechos como recluso. Me siento indefenso y frustrado. He estado constantemente sometido a registros integrales, a mi parecer de forma desproporcionada y sin suficiente argumentación, tanto aquí en CP Puig de les Basses como en CP Mas d’Enric. Sin ofrecerme ninguna bata ni chanclas y mofándose de mi.

(…) El día 10 de noviembre del 2019 sobre las 8’00 de la mañana, estando yo en la celda solo y con el PPS activo. Pedí que llamaran al médico porque me estaba entrando un ataque de ansiedad y malos pensamientos. Los funcionarios XX y YY vinieron y me humillaron con insultos y desprecio. Me puse en pelotas, y me golpearon, y acabé finalmente esposado. Me sacaron en pelotas y me llevaron en volandas, me golpearon y me hicieron un corte en la ceja. Al final vino el doctor. Es verdad que yo no me dejé curar. Yo no quería que me pincharan nada, pero me acabaron metiendo «Largactil», estando yo esposado. Me tratan como a un animal feroz o como si yo fuera una especie de extraterrestre. Estuve atado y esposado pasando frío. Pedí agua en varias ocasiones y no me hicieron caso.

(…) Otro día, el dia 23 de diciembre del 2019, me hicieron un registro en la celda, y me tiraron cosas por el suelo. Se llevaron pilas, mecheros y paquetes de tabaco. Denuncio también no haber estado presente en varios de estos registros que han hecho a mi celda 36. A veces me he encontrado cosas rotas o objetos desaparecidos.

Juan Ruiz López

Centro Penitenciario Puig de les Basses

Raval Disseminat, 53

17600 Figueres (Girona)

Cárcel=Tortura Presxs en lucha Salud mental

Desde el Grup de Suport a Presxs de Lleida publican más noticas de Juan Ruiz López, preso en Puig de les Basses (Figueres). El compañero sigue en articulo 93, con varios jucios pendientes y acumulando sanciones. En su carta hace referencia a una paliza que los carceleros le metieron a una chica, presa también en Figueres. La publicación de la carta de Juan va acompañada de un escrito que han hecho desde Lleida, haciendo un resumen de su situación. La fotografia de arriba es de la concentración delante del CIE de Barcelona, el pasado 31 de diciembre.

El compañero ha ido para Brians en dos ocasiones. Una de ellas para estar unos días en la UHPP (Unidad Hospitalaria Psiquiàtrica Penitenciaria). Comenta que lo llevaron a la UHPP porqué explotó (segun la cárcel tubo una crisis), y lo llevaron hasta allí esposado en ambulancia. Uno de los detalles que comenta es que una vez allí lo hicieron andar descalzo de un lugar a otro y que le pincharon. Cuando regresó a Figueres dice que se encontró su celda hecha una mierda. También estubo en Brians II para asistir a un juicio, por unas supuestas agresiones a unos carceleros. Comenta que no se presentaron y el juicio se anuló.

El compañero sigue en primer grado, articulo 93. Y dice que no sabe hasta cuándo lo van a tener así ni cuando tiene revisión de grado. Se le acumulan las sanciones por cumplir, y además tiene varios juicios en los proximos meses. El pasado 16 de este mes tenía que declarar por videoconferencia, por unas amenazas a los carceleros. Y a finales de mes tiene un juicio en Tarragona, por una pelea con un compañero. Aunque fue el centro quien lo denunció. Dice que le quitaron el código penal, y que le quitan los bolígrafos y los mecheros. Solo le dejan hacer tres llamadas a la semana. Además comenta que está teniendo problemas con el correo; manda cartas que no llegan fuera y hay cartas de fuera que parece que no le han llegado. Seguiremos atentxs y apoyando al compa.

 

Carcel de Brians II, enero 2020

Hola X,

Desde Brians II sigo respondiendo a tu carta. Solo estaré aquí unos días o semanas, supongo que en breve me mandaran otra vez para Figueres. No paran de meterme partes. Sigo con el PPS (Protocol de Prevenció de Suicidis) activo. No paran de joderme. Un día es por tener un mechero, el otro por hablarles mal.

Los cabrones de Figueres le pusieron la cara hecha un cromo a una chica que también está allí. Tu carta la recibí bien, aunque me la dieron abierta. No me dejan vivir acompañado, sigo solo en la celda, y solo en el patio. Necesito estar con gente. Me siento y me veo solo aquí en Puig de les Basses.

Te mando esta hoja como postal de navidad, con una foto mia. Hazle llegar esto tambien a las otras personas a quien nombro. “Felices fiestas y feliz año a tí y al grupo de Lleida y de Tarragona, al A, a la gente de Radio Aporreo de Jaén, a X de Murcia, a X de Girona, y los del SIRECOVI. A mis hermanos y família, los de la Iglesia Pau Casals de Constantí y Bona Nova de Tarragona. ¡Bendiciones!”

Juan Ruiz López

Juan Ruiz López

Centro Penitenciario Puig de les Basses

Raval Disseminat, 53

17600 Figueres (Girona)

Actividad en la calle La cárcel mata Salud mental

Compartimos esta publicación que han hecho desde La Corda, el grupo anticarcelario de Tarragona. Relatan la desesperante situación de Juan Ruiz López, un compañero del que ya hace tiempo nos vienen dando noticias y que hace dos meses fue trasladado a Puig de les Basses, en Figueres, donde sigue en aislamiento. Las imágenes de arriba son de la concentración que organizó Familias de Presos de Catalunya delante de Brians II, el pasado noviembre.

Diciembre 2019

Juan Ruiz López ha sido trasladado desde la cárcel de Tarragona hasta Puig de les Basses, en Figueres. Sigue en aislamiento (DERT), aunque sus condiciones de vida están siendo cada vez mas restrictivas. Debido a problemas en la cárcel de Mas d’Enric, donde ya estaba en el DERT, se lo llevaron hasta Puig de les Basses y le han metido articulo 93. El aislamiento dentro del aislamiento. El compañero está solo en la celda y sale al patio solo. No tiene contacto con ningún otro preso; las únicas personas que ve son carcelerxs. El control hacia su persona cada vez es mayor. Ahora mismo cuando tiene que salir de la celda va acompañado de 4 carceleros.

Dice que sigue teniendo aplicado el PPS (Protocol de Prevenció de Suicidis) igual que ya lo tenia las ultimas semanas que estubo en Tarragona. Aun así, lo dejan completamente solo. No tiene ningún sentido que estar alerta porqué hay indicios que la persona puede llegar a suicidarse sea compatible con esa soledad. No le dejan tener cuchillas de afeitar, ni tijeras o cortauñas, hecho que está afectando a su higiene y cuidado personal. «Aquí sus normas son las que valen, y si uno no puede localizar por lo que sea a su familia no pidas ni por favor que mi madre está enferma. O si te pasa algo urgente, ya puedes estar picando, que si te mueres, pues uno menos.»

Relata nuevos episodios de maltrato y vejaciones por parte de lxs carcelerxs. Uno de ellos fue un día que, harto de tantos registros a su persona y al agujero donde le tienen, decidió recibir el nuevo registro desnudándose completamente. A partir de ahí comenta que lo redujeron y lo tiraron al suelo, que le pegaron y se lo llevaron a psiquiatría, dejandolo esposado durante dos horas completamente desnudo, hasta que le tiraron un par de mantas. Dice también que quisieron pincharle una alta dosis de medicamentos, los cuales ya conoce «y que son los que te dejan la cabeza anulada y tonto durante días, para que no pienses ni molestes.»

Otra forma de protestar por sus condiciones de vida y el trato denigrante que está recibiendo, fue estar 3 días sin comer, y dice que en ningún momento fue visitado por el médico. El médico tampoco está atendiendolo por sus problemas de espalda, que lleva arrastrando desde hace tiempo. Cabe recordar que Juan tiene problemas de espalda, en buena parte, a partir de una paliza recibida años atrás. «Yo no los voy a juzgar pero tampoco voy a olvidar ni perdonar. A mi cabeza la han envenenado. Estoy en la batalla contra el sistema carcelario (…). «En uno de los registros me derramaron los botes de champú. Me mezclaron fotos de familiares con la comida, todo por el suelo.»

El entorno del compañero está en Tarragona y desde que hace dos meses se lo llevaron de Mas d’Enric no ha visto a la família. Se lo llevaron de cunda por «razones regimentales». Consideran que Juan no «se adapta» en ningún sitio, y se lo van pasando de una cárcel a otra, abandonandolo siempre en aislamiento, para que siga pasando allí las semanas y meses, pudriéndose en la soledad de su celda y perdiéndose en sus pensamientos. Cabe recordar que Juan tiene problemas de toxicomanía y de salud mental. Como siempre el tratamiento que ofrece la cárcel es más aislamiento, más maltrato y más represión. ¿Qué clase de reinsercion es esa? Y luego lo tachan de agresivo, impulsivo, y mil etiquetas mas. ¿No es de esperar que viviendo de ese modo solo nazca en él mas impotencia, rabia y odio?

Os animamos a escribirle para romper un poco la soledad en la que vive.

Juan Ruiz López

Centro Penitenciario Puig de les Basses

Raval Disseminat, 53

17600 Figueres (Girona)

 

 

Cárcel=Tortura Desde dentro Salud mental

Desde el grupo de Reus/Tarragona La Corda, siguen compartiendo la situación de Juan Ruiz Lopez, un compañero con el que ya hace años mantienen contacto y que no deja de sacar a la luz los abusos y maltratos que sufre, y como lo van paseando por las distintas prisiones de Catalunya sin ninguna clase de sentido, casi siempre en aislamiento. Juan, que había conseguido al fin el segundo grado, vuelve a estar chapado en articulo 93 RP y ha sido trasladado a la prisión de Lledoners (Barcelona). Debajo ponemos la dirección por si alguien se anima a mandarle unas letras.

Aislamiento de La cárcel de Lledoners, julio de 2021

Gracias por escribirme. Cuando estoy mal las cartas es lo que mas me alegra. Estoy bien jodido psicologicamente. Mi situación es una mierda, desde que entré a prisión el 12.06.2016. Ya son muchas palizas y golpes. Quizá tu no te acuerdas, pero aquí en Lledoners ya me pegaron dos veces, hace unos años. Después del “motín” de Tarragona. Aquella vez también había supuestos testigos de lo que pasó, pero después nada.

Sobre lo que ocurrió en Brians. Yo iba a hacer unas compras en el economato. El carcelero me dijo con voz prepotente y chillando que “por qué tenia que ir ahora”. ¿Por qué? Porque me da la gana a mi subnormal gilipollas. Y me dijo que a él los chulitos como yo le comen la polla.

Me dirigí hacia el economato y dos funcionarios me quisieron coger y ya me solté, pero sin hacer daño. Y los hijos de puta junto con el ordenanza empezaron a darme puñetazos y patadas. Y vinieron mas funcionarios. Me decían maricón mientras me reventaban a palos. En ese ataque hacia mí no solo intervinieron los carceleros, sino también un ordenanza, el que se encarga de repartir el pan y el postre, y poner las servilletas.

Me llevaron a rastras, pasando por delante de la enfermería me acabé de desplomar. Y los payasos justicieros estos me llevaron en volandas sin tocar apenas el suelo y con las esposas. Con todo el torso y la espalda dolorido, y con todos los golpes. La abogada cuando vino pudo ver los chichones y moratones. Me querían pinchar y no quise, paso de que estos veterinarios me metan mierda de esta que te deja anulado.

Me lo sustrajeron todo. Todas mis cadenas, el anillo… y me rompieron la tele. Muchas cosas me las rompieron, y otras ya no me las devolvieron hasta mucho después. De allí me llevaron 3 días a Salud Mental, donde le prometieron a mi hermana que me dejarían llamar rato por teléfono. Mentira. Una mierda para ellos. Solo pude hacer una llamada rápida y para arriba. Y yo reclamando mis cosas, que no me dieron hasta llegar a Lledoners. Y ya te lo dije. Después me amenazaron. Que si volvía a liarla me iban a partir los dientes, que me iban a matar, que iba a enterarme.

Después de que saliera de Salud Mental y que viniera la abogada, pues me cundaron para aquí, a Lledoners. Vuelvo a estar chapado en el DERT en articulo 93 RP. Vuelvo a estar solo y saliendo solo al patio.

Juan Ruiz López

Centro Penitenciario Lledoners

C-55, Km.37

08250 Sant Joan de Vilatorrada

(Barcelona)

Cárcel=Tortura Presxs en lucha Régimen de Máxima Crueldad Salud mental

El compañero Juan Ruiz Lopez tuvo otro juicio en Tarragona por supuestas agresiones a carceleros de la prisión de Mas d’Enric. Aprovechó su salida para pintarse el cuerpo como acto para denunciar las palizas y abusos que ha sufrido y continúa sufriendo, lo mismo que otras muchas personas presas. También quiso recordar así a su compañero Mohamed Chouli El Hosni, que resultó muerto el 27 de junio en el DERT (Departamento de Régimen Cerrado) de la cárcel de Puig de les Basses (Girona) durante el incendio reivindicativo de dos de las celdas de castigo, al tardar en abrirle los carceleros el tiempo suficiente para que se axfisiara. Mohamed había denunciado varias veces torturas de los carceleros en prisiones catalanas. En los últimos diez días, tres personas han muerto en ellas en régimen de aislamiento. Lxs compis del grupo La Corda relatan su experiencia del juicio y de la acción expresiva de Juan en esta publicación sacada de su blog. La imagen que acompaña este texto es de una pintada que nos hacen llegar desde Barcelona, denunciando precisamente esas muertes en los módulos de aislamiento de las cárceles de Catalunya.

El pasado día 1 de julio, Juan Ruiz López, preso en estos momentos en Brians II (Barcelona) tuvo un juicio en el juzgado de lo Penal n º 2 de Tarragona. Recordamos que hace unos pocos meses ya asistió a otro juicio en la misma ciudad también por supuestas agresiones a carceleros de Mas d’Enric, por lo que le metieron 9 meses más de condena.

Ante la petición del compañero a que asistiera alguien como acompañante, una persona del grupo se acercó hasta allí. Después de preguntar por él a los seguratas, confirmaron que sí tenía el juicio pero que no se permitía entrar por protocolo de COVID. Ante esto, se fue a esperar al compañero a una puerta lateral de los juzgados. Tras pasar 20 minutos de la hora del juicio apareció el coche con Juan. Se intentó acercarse al compa para saludarle, pero la policía lo impidió. Juan pidió si se le podría hacer una foto y los Mossos y seguratas dijeron que sí, se le hizo una, pero al instante cambiaron de opinión.

El compañero apareció con el cuerpo pintado con denuncias a los maltratos que ha sufrido él y otros compañeros, y también para recordar a Mohamed Chouli El Hosni, muerto hace unos días en un incendio en su celda en la cárcel de Puig de les Basses. Su reivindicación también iba por él.

El juicio no se celebró, según los Mossos porque Juan había rechazado al abogado. Después nos enteramos de que esto era mentira, y que el motivo fue que el abogado al ver que Juan llegaba tarde abandonó la vista. Así que la responsabilidad de que el juicio se aplazara fue de los Mossos por llegar tarde a los juzgados. Se volvió a pedir de poder hacerle una foto para enviársela a su madre porque hace mucho tiempo que no lo ve por cuestiones de salud de ella, y pusieron como excusa que no se le puede hacer fotos a una persona engrilletada. Se insistió en hacerla de cintura para arriba, y no hubo forma de poder hacérsela. Lo que sí se consiguió fue poder darle un abrazo, siendo un momento muy emotivo. Varios policías que quedaron en la puerta de los juzgados comentaban entre risas y burlas que “estaba loco, que estaba como una regadera, que estaba loco” con la prepotencia, falta de profesionalidad y de humanidad que caracteriza a la madera.

Compartimos aquí la última carta que Juan nos ha hecho llegar. Recordamos que el pasado 6 de julio Juan recibió una brutal paliza por parte de los carceleros, y que vuelve a estar en el DERT (aislamiento). Estamos a la espera de tener mas información sobre esta ultima agresión. Aquí su carta recibida hace unos pocos días:

30 de junio de 2021. Prisión de Brians II

Soy Juan Ruiz López y estoy ubicado actualmente en Brians II. He pagado los últimos 6 años en celdas de castigo. He hecho varios escritos dirigiéndome a diversos organismos pidiendo mi entrada en algún centro de reinserción y rehabilitación, específico para tratar mis problemáticas.

En varias prisiones por las que me han estado moviendo he sido abusado y maltratado por los carceleros. Hago especial referencia al Centro Penitenciario de Mas d’Enric, donde me metieron varias causas por las que ya he tenido juicios. En uno de ellos me metieron 9 meses más de condena. Todo por supuestas agresiones a carceleros. El día 1 de julio voy otra vez a juicio, a Tarragona, por lesiones. Las cámaras están siempre para ellos y solo las muestran cuando les puede beneficiar. Solo las admiten como prueba cuando van a jugar a su favor. No todos los funcionarios maltratan, pero sí en global y con la complicidad de todos. En Mas d’Enric me metieron cuatro palizas. En una de ellas entraron muchos carceleros en mi celda, algunos sin placas.

Mi madre está enferma, y nunca me han dejado salir a verla. Ella no puede venir a visitarme debido a su estado de salud. Por todos estos factores y por tenerme tanto tiempo incomunicado en aislamiento hace unos años me tragué pilas y cuchillas. También he intentado quitarme la vida en mas de una ocasión. He estado sometido a tratos inhumanos y degradantes, apaleado con sus putas porras y sin que me vieran los médicos o me sacaran a enfermería.

Vuelvo a dar a relucir todo esto porque no hay justicia alguna, sino una injusticia permanente. Todo es corrupción, palos y muerte. A este juicio del día 1 saldré medio desnudo y con el cuerpo pintado para denunciar los maltratos que he sufrido yo y tantos otros compañeros. Y también para recordar al compañero Mohamed Chouli El Hosni, muerto hace unos días en un incendio en su celda, en la cárcel de Puig de les Basses. Mi reivindicación también va por él. Quiero transmitirle mi pésame a su familia. Descansa en paz. Yo mientras tenga fuerzas seguiré luchando. Prefiero morir de pie que vivir arrodillado.

Para escribir al compañero:

Juan Ruiz Lopez

Centro Penitenciario Brians II

Carretera de Martorell a Capellades, km.23

08635 Sant Esteve Sesrovires (Barcelona)

La cárcel mata Régimen de Máxima Crueldad

En el blog del grupo anticarcelario de Tarragona, La Corda, publican una breve carta de Juan Ruiz López, compañero con el que se tiene contacto desde hace bastantes años. Recordamos que Juan tiene varios problemas de salud mental, y está constantemente sometido a traslados con los que le van paseando por las distintas prisiones catalanas sin ninguna clase de criterio o propósito razonable. Actualmente se encuentra en Brians II. Juan comenta que está en segundo grado, aunque por lo que parece no se encuentra muy animado y además está teniendo problemas con una carcelera del módulo. En 2017 tuvo un incidente en Mas d’Enric (Tarragona) y le acusaron de agresión a unxs carcelerxs. Ahora parece que ha tenido el juicio definitivo y le han metido 9 meses más de condena. La fotografia de arriba corresponde a la performance que realizaron lxs compis de La Corda en Tarragona, el día 30 de abril, como acto previo al 1 de mayo, donde se denunciaban las condiciones laborales de las personas presas, qué supone el curro en prisión y qué es el CIRE, en Catalunya. Además se aportaban testimonios de varixs compañerxs presxs en cárceles catalanas.

Prisión de Brians II, 27 de abril de 2021

Hola X, ¿qué tal estás?

Yo no me encuentro muy bien y esto es una mierda, no le encuentro sentido a nada. Siento que todo lo que he hecho fuera y dentro de prisión es una puta mierda. La verdad hecho de menos muchas cosas y personas, y tu eres una de ellas. Hace tiempo que no nos vemos. Me siento solo. Pienso que para qué seguir luchando y seguir viviendo. Me siento solo, sin cariño ni perspectivas de nada. Casi no recibo cartas. No me puedo desahogar con nadie. Si no fuera por las fotos y por las llamadas con mi familia… Se me pasan cosas muy malas por la cabeza.

Fui al juicio por lo del 2017 en Mas d’Enric, que me acusaron de pegar a un funcionario. Una mierda todo en global y no doy bola. Hablan de intento de motín ¿pero qué motín? Pero si fueron ellos los que me pegaron a mi y me rompieron todo. Mi padre y mi hermana vieron los moratones. Me tocó un abogado de oficio que conocí el mismo día del juicio. No pude llevar yo ningún documento y no aportaron nada de las cámaras, ni llamaron a los testigos ni nada. Me han metido 9 meses mas de condena. Yo ya no puedo más, me siento vacío. Tengo ganas de que mañana no me levante. No tengo fuerzas de nada.

Aquí en el módulo hay una carcelera, Pepi, que continuamente se está metiendo conmigo. Se ríe de mi, me grita y me habla mal. Parece que está esperando a que se me vaya la olla, porque no sé hasta cuándo voy a aguantar.

Esta semana me tienen que llevar al hospital de Terrassa para hacerme una infiltración en una hernia discal. Ya te contaré. Escríbeme por favor.

Un abrazo y recuerdos a M.

 

Aquí su dirección por si alguien quiere mandarle unas letras:

Juan Ruiz López

Centro Penitenciario Brians II

Carretera de Martorell a Capellades, KM.23

08635 Sant Esteve Sesrovires (Barcelona)

Actividad en la calle Cárcel=Tortura Salud mental

Desde el grupo anticarcelario de Tarragona, La Corda, nos vuelven a informar de la situación de Juan Ruiz López, preso en Mas d’Enric (Tarragona). El compañero habla de su situación personal y de las medidas que le aplican, también de la situación general en esta cárcel. En la publicación se hace referencia a los impedimentos que ponen desde este centro de exterminio para que según qué presxs puedan hablar con las personas del exterior.

Mayo 2020

El compañero está en aislamiento de forma permanente. Nos dice que está mal, y que ha estado mas de 20 días que lo han estado sacando esposado cada vez que tenia que salir de la celda.

Comenta que se ha sumado a enviar el escrito de denuncia al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Tarragona (que está en Lleida ya que en Tarragona no hay juzgado de vigilancia propio) la queja en relación a que en Mas d’Enric, a según qué presos, no les permiten llamar a una misma persona del exterior. Es decir, un mismo número de teléfono de alguien de la calle, no se lo autorizan a más de un preso. Sobre este tema, sabemos que no hay ninguna norma establecida que prohíba que una misma persona (familiar o amiga) pueda comunicarse telefónicamente con más de una persona presa. Pero que en la cárcel de Tarragona hay una regulación “propia e interna” sobre esto (vamos, que hacen lo que les da la santísima gana) supuestamente para evitar situaciones de amenazas o extorsiones a personas del exterior para que paguen deudas que lxs presxs han contraído en el centro. Esto es un argumento pobre, ya que dichas «amenazas» van a producirse igualmente si es el caso. Además, esta medida acaba afectando negativamente a muchas personas que no está demostrado que hayan hecho o vayan a hacer esta clase de acciones. Hemos comprobado que esta es una medida arbitraria, aplicada a según qué presos en función del juicio subjetivo que hagan lxs carcelerxs.

Además, Juan comenta que ha estado escribiendo a distintos organismos para denunciar su situación y la vulneración de derechos que sufre de manera permanente, así como otros hechos que ocurren en esta cárcel. Con indignación comenta que no recibe respuesta alguna de estos organismos, y que cuando la recibe llega al cabo de mas de un mes. En estas respuestas le dicen que tiene tres días para recurrir o aportar más información, plazos de tiempo obviamente imposibles de cumplir.

Denuncia la desatención médica que sufre. Comenta que el martes 12 de mayo hizo una vídeo-llamada con su familia (estas vídeo-llamadas son a través de wasap, con falta de intimidad y con una calidad de mierda. Duran tan solo 10 minutos). Comenta que después de la vídeo-llamada, tuvo un ataque de ansiedad y pidió que lo atendiera un médico. Nadie fue a verlo. Dio un puñetazo a la pared y siguió sin ser atendido por nadie. Comenta que lo tienen chapado 21 o 22 horas al día, sin acceso a ninguna clase de actividad o taller. Él mismo explica cómo esta situación que perdura en el tiempo está afectando a sus patologías psicológicas y físicas. Recordamos que Juan tiene problemas de toxicomanía desde los 13 años, y varios problemas de salud física y sobre todo mental. Ha protagonizado varias autolesiones de todo tipo, y se le ha aplicado en mas de una vez el PPS (Protocolo de Prevención se Suicidios). Denuncia que cuando se le han hecho informes médicos estos no han sido completos y no han incluido toda la información necesaria. Dice que solamente una subdirectora médica, una tal Elisa, es la que le atiende cordialmente, tratándole como una persona y como un paciente.

También relata que en el mes de marzo hubo al menos un incendio en una celda, y que al chaval lo ataron y le pegaron. Hace referencia a varias situaciones de abandono y maltrato a otros compañeros, además de a él mismo.

Denuncia lo que ya se ha confirmado reiteradas veces, que a lxs presxs no les han entregado ni guantes ni mascarillas, ni tampoco productos de higiene. Comenta que los lotes de higiene que se reparten una vez al mes son insuficientes, y tampoco han aumentado los productos ni las cantidades de dichos lotes ahora que hay toda la movida del COVID. Incluso dice que los presos que reparten la comida tampoco llevan medidas de protección por lo que es fácil que se propague el virus. Tampoco ponen ni bolsas de plástico en el patio para tirar los residuos. Al igual que nosotrxs, siente que con la excusa del COVID les han aislado aún más, pero, sin embargo, no se aplican medidas reales que vayan mas allá de la incomunicación con el exterior.

Adjuntamos aquí algunos de los resguardos de las peticiones que está haciendo Juan desde hace tiempo: Entrevista urgente con el psiquiatra, solicitud de los informes médicos psiquiátricos y de la medicación que está tomando, necesidad de poder realizar actividades. También un papel donde se le informa de las medidas que se le estuvieron aplicando en relación al control de sus llamadas telefónicas, donde entre otras cosas tiene que solicitar a primera hora de la mañana a quién va querer llamar, que estas llamadas siempre serán a primera hora de la salida al patio, pero solo desde el pasillo, y el tiempo de estas llamadas SE LE RESTA de su tiempo de patio, y que durante la llamada habrá siempre un carcelero presente. También nos hace llegar otro papel donde se le informa que va a estar permanentemente bajo vigilancia, mediante cámaras en tiempo real.

A pesar de que estas medidas ya se le cancelaron, todo esto nos puede dar una idea de las condiciones de máximo control a que está sometido el compañero. Sabemos que Juan «no se adapta» a la vida en la cárcel (¿quién puede adaptarse a esta vida?) ya que además tiene distintas problemáticas añadidas. Pero la solución a esto sigue siendo el maltrato, la represión y el control hacia su persona, elementos que solo aumentan su agresividad y odio y repercuten más negativamente en su salud general. Como él dice, «me tienen como un animal y hacen que me convierta en un animal».

Juan Ruiz Lopez

Centro Penitenciario Mas d’Enric

Travessia Comella Moro, 15

43764 El Catllar (Tarragona)

Cárcel=Tortura Salud mental

Compartimos esta publicación del grupo La Corda donde dan voz a Juan Ruiz Lopez, preso en la cárcel de Mas d’Enric (Tarragona). El compañero relata un nuevo episodio de maltrato por parte de lxs carcelerxs con golpes, negación de atención médica e inmovilizaciones. También le han restringido las llamadas, hecho especialmente grave, ahora que lxs presxs se encuentran en un doblemente aisladxs debido a las medidas represivas por el COVID-19. La fotografía de arriba es de una concentración realizada el 9 de de marzo de 2018 en las puertas del Hospital Clínico de Santiago de Compostela, donde había  ingresado el compañero Alfonso Miguel Codón Belmonte, después de un intento de suicidio. El pasado 22 de febrero, en la cárcel de A Lama, donde había sido trasladado el día anterior desde la de Villabona, Miguel intentó suicidarse otra vez, por ahorcamiento, debido a los malos tratos físicos y psicológicos que lleva tiempo denunciando.

17 de abril de 2020

Hacemos esta publicación para difundir lo que le ha pasado y la situación en la que se encuentra Juan Ruiz López, compañero preso en la cárcel de Mas d’Enric (Tarragona).

Nos relata un episodio de maltrato sufrido por parte de lxs carcelerxs después de haber tenido problemas con otros presos en el patio. Los hechos ocurrieron el pasado miércoles 8 de abril. Lxs carceleros lo tiraron al suelo, lo esposaron por detrás. Comenta que le golpearon con las porras y que aún tiene marcas en la espalda. Lo ataron y lo dejaron inmovilizado toda la noche. No permitieron que el médico le visitara. Le negaron la mediación durante un par de días y le impidieron llamar por teléfono. Juan quiere presentar denuncia por los hechos ocurridos y que este nuevo episodio de maltrato se haga público.

Actualmente el compañero ha sido regresado a articulo 93, lo sacan esposado desde el chabolo hasta el patio, donde sale solo. Se le siguen abriendo causas y se le siguen acumulando sanciones. Una de estas implica que solo le dejan hacer una llamada al día y con lxs carcelerxs presentes. Esta es una medida especialmente grave ahora que lxs presxs están mas aislados que nunca por todo lo del coronavirus, y no pueden realizar comunicaciones por cristal ni vis a vis. Desde Institucions Penitenciaries de Catalunya nos venden que ahora les están dando mas llamadas a lxs presxs (llamadas que no se les «dan», ya que las tienen que pagar a precio de oro), pero siempre hay personas que no solamente no pueden hacer uso de estas llamadas, sino que incluso se les reducen más las que ya tenían. Aislamiento, sobre aislamiento, sobre aislamiento.

Juan es un compañero que no se resigna a aceptar las condiciones de encierro, sumisión y obediencia que conforman el régimen de vida carcelario, especialmente en aislamiento, donde siempre se encuentra. Os animamos a llamar a la cárcel para preguntar por él (977592070), y también a escribirle para mostrarle apoyo y que vean que no está solo.

Juan Ruiz López

Centro Penitenciario Mas d’Enric

Travessia Comella Moro, 15

43764 El Catllar (Tarragona)

Cárcel=Tortura Salud mental

Compartimos aquí  la información que llega desde el Grup de Support a Presxs de Lleida sobre como se encuentran actualmente los presos que protestaron el pasado 25 de septiembre en la prisión de Lleida

Después de la protesta que hubo la noche del 24 al 25 de setiembre en el la cárcel de Lleida, distintas personas nos relatan com estan ahora las cosas. Ha habido represalias después de ese dia, y también han empeorado situaciones ya existentes. Aquí van los crudos relatos de tres compañeros:

Jaime Roque Martí

Nos cuenta distintos hechos ocurridos en el CP Ponent, muchos de ellos como represalias a raíz del motín que hubo la madrugada del 24 a 25 de setiembre. Para empezar, comenta que no solo fueron los presos de aislamiento y del módulo 1 los que empezaron a picar a las puertas y hacer ruido, sino que fue mucho más general. Aunque después se haya dicho que solo fueron los internos «violentos, y los que están en aislamiento», para poder criminalizar más la protesta.

Tanto su celda como la de otros compañeros están sin pintar, sucias y con cucarachas. Comenta que como están en el DERT, sus salidas al patio son muy limitadas, y esas pocas horas de «luz» se las ponen a las 07’30 de la mañana, de modo que el único momento que salen al patio es acabados de levantar y con mucho frío. Comenta que a seis personas de 1r grado les han puesto intento de motín y les han aplicado medidas cautelares.

Hace referencia también a la persona que murió en enfermería ese mismo día, y que los medios se esforzaron en no relacionar con el motín ni con el apagón de luz. Argumentando que había muerto de «causas naturales». Comenta que se trataba de un chico al que llamaban «Chicho», y que obviamente no se cree eso de las supuestas causas naturales del fallecimiento.

Jaime aprovecha para hablarnos sobre la muerte de un preso a manos de otro, el pasado 1 de agosto. En todos los medios se comentó la noticia, simplificándolo todo a que el agresor era una persona muy violenta y que ninguna responsabilidad tenía el CP Ponent en este asesinato. El compañero dice que si bien el hecho de la muerte es real, lo cierto es que a esta persona lo movieron a esa celda y que este avisó a los carceleros de que en esa celda no quería meterse “porque veía demonios”, y que si le obligaban a entrar allí, podía hacer daño a su compañero. Como es habitual no se le hizo caso, y aquella noche mató a su compañero de celda. Además, Jaime comenta que si hubiera habido interfono se hubiera podido salvar. Esta es una muestra de cómo la cárcel tiene una responsabilidad que ha aludido sobre este grave caso (y muchos más).

Explica que «En la celda 37 hay una cama sola, que es donde esposan y pegan a la gente.» Y sigue diciendo que a menudo les abren y cierran las puertas pegando portazos, y cuando entran al comedor tienen que formar «igual que en la mili o en régimen de Franco».

Juan Ruiz López

Estando ya en el DERT, y sin motivo aparente, lo han puesto en la fase de sancionados. Lo han cambiado de celda y lo tienen sin cosas para limpiar el suelo y sin casi ropa. Le han aplicado medidas cautelares. Cuando llama por teléfono hay 4 funcionarios escuchando la conversación.

En relación al día concreto del motín, Juan también afirma que fueron muchas más presos los que hicieron ruido «Desde el módulo 1 al módulo 11 estuvieron picando a la puerta y pidiendo información y explicaciones sobre las circunstancias de que se apagara la luz durante tantas horas».

Sobre el chico que apareció muerto en enfermería el compañero reflexiona: «Lo que yo no entiendo es que si estaba tan mal para llegar a morirse, por qué no estaba en el hospital y con atención médica permanente». «Yo lo que sé es que no respiraba bien. Y en vez de sacarlo al hospital simplemente lo pusieron en enfermería».

Comenta como el día de la protesta unos carceleros amenazaron a un preso al que «ya tenían ganas», diciéndole que como no parara de hacer ruido «le iban a dar bien»Juan sigue: «desde mi celda veía la suya. Vi al menos a cinco funcionarios, o mejor dicho, maltratadores, y sobre la 1 de la madrugada escuché como le abrían la puerta y le dijeron que se pusiera las bambas. Se las puso o hizo el intento y le metieron porrazos y patadas, y eso que ni se negó a salir ni puso resistencia alguna. Le metieron una brutal paliza y tuvieron que llevarlo a enfermería.» También nos comenta que aparte de este chico, pegaron a más presos, entre ellos a uno que acabó con el ojo derecho todo hinchado y azul.

Dice que a raíz del motín lo han trasladado a otra celda y que aún está más aislado, que no tiene ni palo ni líquido para fregar. Que hay cucarachas y escarabajos en la celda y que solo sale al patio a las 07’30 de la mañana.

Recordamos que el compañero «vive» permanentemente en el DERT (aislamiento), aun teniendo diversas problemáticas a nivel de salud. Como ya habíamos contado en otra ocasión, Juan no ve bien de un ojo, tiene problemas de lumbago y artrosis, además de ansiedad, problemas de toxicomanía y paranoia, entre otras.

Afirma que tanto él como otras personas participaron de la huelga de hambre e hicieron escritos pero que no les han dado copia de ellos.

José Viola Romero

El compañero nos cuenta distintos hechos que ocurren en el CP Ponent de manera sistemática y aquí los explicamos:

– Cuando haces una instancia, no dan el número de registro.

– Les dan los destinos a los internos que ellos quieren y no a los más necesitados y si se lo reprochas te amenazan con llevarte al DERT.

– Los carceleros le acumulan partes sin motivo para enviarle a primer grado. Hizo una denuncia por ello hace más de un año y el juzgado no le ha enviado ninguna citación, entre ellos se tapan la corrupción.

– Al reclamar un TDT de su propiedad, el jefe del módulo 5 se reía y le daba largas.

– Los funcionarios entran drogas, móviles y botellas de agua rellenas de alcohol a los internos que obedecen y pueden pagarlo.

– La mitad de los carceleros que están en el CP Ponent provienen del CP Brians, asesinos que tienen denuncias por matar a palizas a internos, luego pincharles heroína y sobornar al médico forense para que firme como si el interno hubiera fallecido por sobredosis.

– Te rompen las cartas, las denuncias se pierden y no te contestan y si reclamas tus derechos, te torturan pegándote palizas.

– El juez de Lleida es el cuñado del jefe del CIRE y siempre le da la razón al centro penitenciario y nunca al interno.

– Hacen cacheos de la celda en ausencia del preso, cosa que está prohibido.

– Los internos que colaboran con ellos y obedecen tienen dos o tres destinos y tienen acceso a talleres y los que piden que se cumplan sus derechos, los tienen recogiendo colillas por el suelo y solo le dan un turno de talleres, les obligan a pagar Responsabilidad Civil y si se niegan no les dan permisos, envían instancias a la educadora, psicóloga, etc. y hacen caso omiso de todo ello.

Ahora incluimos otra carta del propio preso donde nos explica su terrible experiencia:

«Llevo dos días en el DERT sin motivo, a las 6 de la mañana me levantan para salir al patio, abajo me esperan varios carceleros y me empiezan a pegar empujones, y yo les respondo. Un carcelero me dice que qué le había dicho ayer, y le digo que “yo a usted no le dije nada”, me suelta un puñetazo y una patada que yo esquivo. Les recrimino que no tienen ningún derecho a ponerme la mano encima, que lo dice la Ley. De repente se me echan encima tres carceleros y me arrastran hacia un pasillo donde no hay cámaras de vigilancia, me defiendo como puedo, me tiran al suelo y empiezan a pegarme patadas y golpes. Quedo casi inconsciente, me atan con correas de contención desde las 7 de la mañana hasta las 19 de la tarde; 12 horas inmovilizado. Les digo que les voy a denunciar y me responden que les da igual, que ellos hacen lo que quieren con estas instancias y denuncias.

Los carceleros trafican con móviles, alcohol en botellas de agua y drogas duras que ellos mismos entran de la calle. En el CP Ponent no hay derechos humanos, aquí han matado a presos con palizas con porras mojadas y luego han pagado al médico forense para que le inyecte heroína y que firme que el interno falleció por sobredosis. Son unos asesinos maltratadores, lo que no pueden hacer en la calle se desahogan con nosotros«.

¡¡Os animamos a escribir a los compañeros para mandarles apoyo!! Seguro que lo necesitan

Grup de Suport a Presxs de Lleida

Desde dentro Presxs en lucha

Copiamos aquí dos noticias publicadas en el blog del Grup de Suport a Presxs de Lleida  sobre lo que sucede en la cárcel de Ponent, o mejor dicho, sobre los tratos crueles, inhumanos y degradantes que hace sufrir la administración carcelera catalana a las personas allí encerradas. En la siguiente se describe la situación de una persona presa con enfermedad mental a la que se mantiene en régimen especial de castigo en lugar de proporcionarlo los cuaidados que necesita. Además de ello, en esta y en otra noticia publicadaa en junio, denuncian toda una serie de tratos crueles, inhumanos y degradantes muy parecida a la de los que se infligen en el resto de cárceles del Estado español: sometimiento a un régimen de vida destructivo; malos tratos, abandono médico-sanitario; traslados arbitrarios con el consiguiente desarraigo social y familiuar; privación de pertenencias; indefensión…

Juan Ruiz López sigue en aislamiento

El pasado junio difundíamos información de una persona presa en la cárcel de Ponent, de la cual comentábamos, entre otras cosas, su delicado estado de salud mental, los maltratos recibidos y el hecho de que el compañero se encuentra «viviendo» permanentemente en el DERT (aislamiento).

Desde el Grup de Suport a Presxs, de Lleida, seguimos en contacto con Juan Ruiz López (el compañero ha decidido dar su nombre aun sabiendo las posibles represalias) y vemos importante seguir dando a conocer cómo avanza su difícil situación. Juan sigue en aislamiento, y no sabe cuándo se supone que lo van a sacar de allí, ya que va acumulando partes por hechos tan absurdos como pasarse cosas con la persona de la celda de delante con un trozo de papel.

Juan dice que se encuentra mal, física y mentalmente. Hace un par de semanas se tragó varias pilas y unas cuchillas como acto de desesperación. Esto ocurrió sobre las 9 de la mañana y hasta las 8 de la tarde no lo sacaron al médico, por lo que lo dejaron todo el dia con esos objetos dentro de su cuerpo. También nos dice que intentó quitarse la vida. Además relata abusos de poder por parte de carceleros, como tirarle la comida encima de la ropa y romperle fotos y otras pertenencias suyas.

Comenta que ha oído que lo volverán a trasladar pronto a Mas d’Enric, en Tarragona. Ya serían varios traslados sin motivo aparente que el compañero está sufriendo, de Lleida a Tarragona y al revés. Se lo van pasando de un sitio a otro. Hace más de un año que no puede ver a su madre, ya que ella está enferma y no se puede mover. Ha probado varias veces que lo dejaran salir para visitarla y siempre se lo han negado.

Nos explica que hace poco un chaval prendió fuego a su celda, y que debido al incendio tuvieron que llevarle al hospital por quemaduras. También nos dice que desde la cárcel dicen que los daños causados cuestan más de 1000 euros, pero que después la mano de obra la ponen los mismos presos que ni cobran por ello. Al chaval que se quemó lo trasladaron a otra cárcel.

Dice que ha hablado con el Síndic de Greuges, y que le ha rogado que lo saquen del DERT y lo lleven a una unidad especial de tratamiento, adecuada a sus problemas de salud y de drogodependencias. Espera que el Síndic de Greuges y otros organismos a los que se ha dirigido actúen rapido. Nos vuelve a contar que tiene pérdidas importantes de memoria, paranoia y alucinaciones, aparte de problemas de salud física. Siente que se está hundiendo; «estos basuras de aquí dentro me están matando. Tengo un cacao mental que me está dejando más loco».

Juan insiste en que se difunda su situación y pide apoyo, o si alguien que sepa de leyes se puede poner en contacto con él. Damos aquí sus datos por si alguna persona quiere contactar con el compañero, ya sea para darle apoyo emocional o legal. Por lo que sabemos, sigue en Lleida. Si lo movieran a Tarragona informaríamos de nuevo.

¡Fuerza para el compañero!

Grup de Suport a Presxs de Lleida

Y a continuación, el comunicado de otra persona presa donde se exponen en 38 puntos una multitud de negligencias, irregualridades y abusos que hacen insoportable la vida a las personas presas en la cárcel de LLeida, junto con 11 preceptos legales que esas situaciones vulneran.

Negligencias y corrupción en la cárcel de Ponent

A principios de Agosto recibimos carta de Jaime Roque Martí desde la cárcel de Ponent (Lleida), en la que nos relata su entrada en el modulo de aislamiento por intentar separar una pelea, ademas nos adjunta un parte, por relatar una serie de 38 puntos denunciando irregularidades, malos tratos, corrupción y negligencias todos ellos apoyados en 11 puntos de jurisprudencias T.C., L.O.P.G., recomendaciones europeas, código penal y reglas penitenciarias del consejo europeo. En el parte pone que incumple el articulo del régimen penitenciario 109 h por divulgación de datos falsos para menospreciar el buen funcionamiento y por eso se le aplica el traslado a celda de aislamiento, privación de permisos, limitación del tiempo de comunicaciones orales y privación de actos recreativos. El día 3-08-2018 se pone en huelga de hambre y sed, deseamos profundamente que haya conseguido sus objetivos; a fecha de hoy aun no tenemos respuesta ni ninguna información. Pide difusión de su caso y nosotrxs animamos a escribirle. Aquí los 38 puntos sobre negligencias y corrupción y los otros 11 puntos sobre leyes:

  1. Se entrega a Ponent 1.800.000 euros para reparaciones de toda la prisión, y solo pusieron cámaras, aire acondicionado en los despachos y oficinas profesionales. (Eso no hace tantos euros).
  2. La comunidad europea permite más o menos 90 euros diarios para comida, ropa, higiene etc para la población reclusa, y nosotros solo en comida no hay ni 15 euros por menú.
  3. Los precios de compra del economato es el triple que en el exterior. Por ejemplo, una televisión 22 pulgadas Sunstecha 199 euros, cuando en la calle cuesta 100 euros.
  4. En el interior de la prisión está totalmente prohibido introducir móviles o cualquier tipo de aparato electrónico y/o armas (todos los funcionarios entran con sus teléfonos)
  5. Está prohibido entrar armas en prisión, además de otros módulos, en el 4 he visto a dos funcionarios almorzando con sus navajas.
  6. Cuando un interno se va en libertad y regala su aparato de TV o ventilador a su compañero, la prisión se lo apropia indebidamente para ellos.
  7. Está prohibido venir a trabajar ebrio en prisión (algunos vienen)
  8. En todas las prisiones catalanas se tienen dos vis a vis ordinarios; aquí hay gente con un vis a vis cada domingo.
  9. En el módulo 4 se trata a los internos gritando y hablando mal a los internos.
  10. Cuando se habla con la jefa del módulo 4 para comentar algún problema, grita y habla mal, y cambia a la gente sin motivo (esta jefa ya fue echado del modulo 8 de mujeres por quejas)
  11. En talleres trabajando todo el día, solo pagan nóminas ridículas de 20 o 40 euros.
  12. Los giros postales que nos envía la familia tardan 3 o 4 días cuando correos a nosotros nos informa que tardan 1 día en llegar.
  13. A pesar de tener que pagar la responsabilidad civil para un tercer grado, nos obligan a pagarlo para un permiso.
  14. Cuando salimos de permisos nos obligan a trabajar en Raimat, a pesar de que en la Constitución se prohíben los trabajos forzados.
  15. Nos obligan para salir de permiso hacer programas y cursos que no tienen que ver nada con nosotros ni con el delito, y tampoco lo ordena ningún juez.
  16. El artículo 240 del régimen penitenciario contempla que una vez rehabilitados los partes, se devolverán los permisos de inmediato, y no hacen lo que se contempla en el régimen.
  17. En todas las prisiones catalanas tanto amigos como familia pueden entrar dinero y ropa y aquí solo pueden los que están dados de alta en comunicaciones.
  18. La dirección no responde ni soluciona las quejas o solicitudes que formulamos casi nunca.
  19. La nueva directora no concede audiencias con los internos, ni averigua ni soluciona los problemas.
  20. El jefe del módulo 5 insulta, amenaza y rompe las solicitudes que remitimos, y lleva a la gente sin motivo a aislamiento (tiene muchas denuncias y aun trabaja).
  21. Cuando nos ponen algún parte, pedimos testigos y grabaciones de cámaras para demostrar la inocencia, y hacen caso omiso denegando las pruebas, y nos aíslan sin investigar correctamente.
  22. En todas las prisiones catalanas los destinos de limpieza se pagan a 120 euros, sin embargo aquí pagan menos, entre 20 y 100.
  23. Hay internos que no tienen destinos y tampoco cobran nada, y sin embargo hay internos que tienen 2 y 3 trabajos y encima cobran de la familia.
  24. En todas las prisiones dejan comprar radiocasete, playstation y ordenador; sin embargo en esta prisión no dejan tenerlos.
  25. La ley contempla que el que carezca de prótesis dental, como es mi caso, se facilitará correctamente, al que carezca de ingresos para costearla.
  26. Tenía el permiso para agosto, y por separar a dos internos que se iban a pelear, me han puesto en aislamiento castigándome mas de una vez por el mismo hecho.
  27. La junta de tratamiento no actúa como contempla la ley, actúa a su libre albedrío haciendo y deshaciendo como quiere.
  28. Los servicios médicos no te exploran, para todo lo que te quejes te dan ibuprofeno.
  29. Vis a vis son dos mensuales, y con un destino son 3 vis a vis, pero hay internos que cada fin de semana tienen solo porqué son informadores o amigos de los funcionarios.
  30. La correspondencia la mayoría de veces viene cerrada con cinta signo que ha sido abierta.
  31. En los módulos tienen mezclados menores de edad, inválidos y internos psiquiátricos.
  32. La junta no empatiza ni se preocupa por nuestros problemas ni por los problemas exteriores.
  33. Los programas PITS los hacen absurdos y incoherentes, habiendo gente con PITS para previsión de permiso una vez ya han salido en libertad.
  34. El juez de vigilancia por ser un familiar de uno de los que manda en prisión, solo hace caso a la prisión olvidando sus obligaciones del artículo 76 de la ley orgánica general penitenciaria.
  35. Pedimos audiencia al juez y no viene a concedernos la audiencia.
  36. Nos ponen por adelantado las sanciones antes de darnos opción a recurrir, en una celda de 3 metros por 2 metros sin ventilación, con el calor sudando como pollos en jaula y la ventana a cuadrados de 4cm por 4 cm.
  37. Sin haber pelea, solo por discusión tonta con cualquier compañero, nos traen en aislamiento y teniéndonos 3 días sin ropa, sin tabaco ni ducharnos ni ninguna pertinencia, y mienten en la mayoría de los partes.
  38. El subdirector, la directora y el coordinador de aislamiento no hacen su obligación de efectuar revisión de cámaras o pruebas que proponemos, riéndose de nosotros, sin investigar a través de las cámaras nuevas.

Por todo lo expuesto, que solo son algunas de las negligencias y corrupciones cometidas, expongo los siguientes fundamentos de derecho vulnerados por esta prisión.

  • Tratos degradantes. Art.173 C.P.
  • Art.211.CP.
  • Art.240.CP. / Prevaricación Art.404.CP.
  • Indefensión Art.24.1.C.E-CFR.T.C.SS35-1989. De 14 de febrero y 52-1989 de 22 de febrero- CFR.T.C.SS 194/1987 de 9 de diciembre.
  • Derecho a utilizar los medios de prueba según la jurisprudencia del T.C. articulo 24.2. C.E. Tribunal Constitucional sala 1 S 53-2006. Del 27/02/2006. Rec.2660/2000 la ley 376/2006.
  • Articulo 3.2. C.P. prohibición de ejecutar pena o medida de seguridad en otra forma contraria a la prescrita por la ley o las normas jurídicas.
  • La ley penitenciaria se ejercerá respetando la personalidad humana de los reclusos. Art. 3 de la L.O.G.P.
  • Las medidas de seguridad serán las mínimas necesarias de aplicación a la población reclusa. Art.51 reglas penitenciaras consejo Europa.
  • Ningún recluso podrá ser castigado dos veces por los mismos hechos o la misma conducta. Art.63. reglas penitenciarias consejo Europa. El personal penitenciario no es un mero guardián de prisiones, y sus funciones tienen como objetivo facilitar la reinserción de la población reclusa en la sociedad y velar por su seguridad y sus derechos. Art.72.3. reglas penitenciarias consejo Europa.
  • La administración penitenciaria y la autoridad judicial deben tener en cuenta en el momento de la valoración de las circunstancias concretas de cada penada (art.15 C.E.) que prohíbe las penas o sanciones inhumanas o degradantes, pues toda sanción que se ejecuta contra el hombre como si este fuera un virus u otro agente patógeno o sin el hombre como si fuera prescindible en una sanción ejecutada en clave de inhumanidad. (auto de la audiencia provincial de Madrid. Sección quinta 795/2000 14 de junio. Estas interpretaciones son conformes en lo establecido en las recomendaciones del comité de ministros de los estados miembros del Consejo de Europa, del 12 de febrero de 1987 al contener la regla 43.2. entre las establecidas para el tratamiento de los reclusos.
  • Y por último, como trato degradante nos hacen formar llueva o haga calor en el patio, como en el régimen de Franco. Es la única cárcel catalana que nos hacen formar para entrar a comer como en Franco.

Grup de Suport a Presxs de Lleida

 Para escribir a los compañeros:

Juan Ruiz López

Jaime Roque Martí

Centre Penitenciari de Ponent

C/Victoria Kent, s/n.

25071 Lleida

Cárcel=Tortura

¿No encuentras lo que estás buscando? Trata de refinar tu búsqueda: