Sentencia Absolutoria Para Núria

No podemos esconder nuestra alegría y sorpresa por la ABSOLUCIÓN de nuestra compañera. Sorpresa porque somos conscientes de los mecanismos del sistema contra el pensamiento disidente. Pero, con toda nuestra alegría, tenemos cosas que decir, ya que no queremos olvidar todo lo que ha pasado. Queremos recordar que hace más de tres años que detuvieron a Nuria y, hasta ahora mismo que acabamos de enterarnos d ela decisión del tribunal supremo, las pruebas no han cambiado, han seguido siento las mismas: material que podríamos encontrar en muchos centros sociales, como, por ejemplo, adhesivos de Euskal Presoak, libros, fanzines, carteles… y otras tan surrealistas como:

–        La libreta azul, incautada, por cierto, ilegalmente en un falso control rutinario.

–        Las anotaciones “con daños y finalidades terroristas” referentes a la acusación que se hacía desde Italia a un compañero por el cual había una campaña de solidaridad en la que Núria participaba.

–        Anotaciones de instituciones para realizar acciones como lasque hemos hecho nosotros mismos. Hablamos de colgar pancartas, hacer concentraciones…

–        Su ideología anarquista, en la que se focalizó gran parte del juicio del pasado julio del 2009.

Esta sentencia desmonta todas las justificaciones de todo el proceso puesto en marcha en este caso, pues el Tribunal Supremo ha dejado en evidencia las actuaciones de los Mossos d’escuadra y de la Audiencia Nacional ante la sociedad. En la sentencia se especifica la incomprensión por la cual la AN y la fiscalía echan adelante el proceso de Núria existiendo una sentencia absolutoria de la persona con la cual se la vincula.

Pero estamos convencidos de que su libertad responde únicamente a la presencia en la calle, a la respuesta que tuvo la sociedad gerundense cuando encerraron en la cárcel  preventivamente durante cuatro meses a una persona sin pruebas ni juicio, respuesta que se ha mantenido durante todo el tiempo en ha durado este proceso. Esta se ha de considerar una victoria de todos contra este sistema, una victoria para cada uno de nosotros que hemos gritado, encartelado, pintado, difundido,…

Por otro lado, queremos recordar que la represión no es sólo la prisión, la represión sobre el pensamiento disidente que propone alternativas al sistema capitalista establecido tiene infinidad de estrategias como es el desgaste en la lucha (como ahora), las penas desproporcionadas en el caso de Franki de Terrassa, la acumulación de penas cómo puede ser el caso de Amadeu Casillas o las penas multas que caen sobre miles de activistas sociales, o la acusación de terrorismo que recibieron los independentistas del 92, el joven de Torà, el proceso 18/98 en el País Vasco, los vergonzosos 7 años de Egunkaria, los tres de Gràcia … o el caso paradigmático de Núria. Un séquito de estrategias que utiliza el estado con la voluntad de desmovilizar tanto a las personas afectadas como a las de su entorno.

Como ya hemos dicho, han pasado más de tres años desde  que se inició este proceso y, aunque han querido desgastarnos con la carta del tiempo, nosotros hemos seguido exigiendo la libertad d enuestra compañera. Tres años más tarde seguimos recordando quienes han sido los responsables, nos referimos a políticos que todavía a día de hoy están al frente de la Consejería de Interior, Joan Saura como conseller, Joan Boada, entonces secretario general, sin olvidar tampoco al resto de políticos del gobierno.

Seguimos recordando las acusaciones por parte de Joan Boada en relación al entorno más inmediato de Núria para criminalizar a los miembros de la campaña de cara a la sociedad, y hacerlos abandonar la lucha para exigir la libertad de Núria.

Desde la campaña seguimos recordando y denunciando la “detenció n preventiva”digna de gobiernos parafascistas dónde no se tiene en cuenta la presunción de inocencia. Pero no somos nada inconscientes, sabemos que son las estrategias que se aplican desde el gobierno hacia los movimientos sociales que plantean alternativas al sistema establecido, donde el departamento encargado de ejecutarlas es Interior.

Seguimos recordando que estos mismos “ecosocialistas” que un día se posicionaron contra de la ley antiterrorista, actuando como unos títeres del sistema, acabaron aplicándola; lo cual supone la vulneración de derechos fundamentales: permite estar en manos de la policía durante cinco días sin ser atendido por un abogado de confianza, ni por un por un médico externo, ni poder avisar a nadie de tu secuestro por parte del estado. En definitiva, te deja a expensas de la “buena voluntad” de los cuerpos represivos..

No olvidamos las agresiones por parte de los Mossos d’Esquadra a familiares de Núria, ni su estrategia de cambiar los papeles, convirtiendo a las personas agredidas en agresoras de los verdaderos agresores. Seguimos recordando las escuchas de asambleas y reuniones del grupo de apoyo a Núria, las vigilancias que han sufrido diferentes miembros de la campaña, los diferentes procesos judiciales que se nos han abierto con el objetivo de desgastarnos y debilitarnos… ¡¡Pero no lo han conseguido!! Nosotros no hemos hecho más que crecer y hacernos más fuertes a cada nuevo reto.

Por esta estrategia represiva, desde la campaña de apoyo a Núria seguimos, ahora más que nunca, exigiendo la DIMISIÓN de los auténticos responsables, Joan Saura y Joan Boada.

Para acabar, queremos decir que todos nosotros también tenemos libretas azules donde hemos apuntado las diferentes acusaciones que han ido cayendo sobre Núria, que en nuestra libreta también hay anotaciones diversas sobre nuestras acciones en solidaridad onc Núria, que hemos tenido largas reuniones y asambleas, que tenemos una ideología alternativa a la impuesta.

Así que,bajo la lógica de la estrategia represiva del Estado, ¡¡nosotros también hemos sido terroristas!! ¡¡Si Núria ha sido terrorista, todos y todas hemos sido terroristas!!

A pesar de la absolución seguimos y seguiremos exigiendo la derogación d ela ley antiterrorista, la abolición de la Audiencia Nacional y la dimisión de los responsables políticos como Joan Saura y Joan Boada.

Queremos a la vez agradecer el compromiso y fuerza de las ciudadanas en todos los actos de la campaña ocurridos hasta ahora este apoyo es y ha sido capital para la lucha y resistencia de una sociedad ética y responsable con el entorno y sus miembros.

¡¡La represión no nos parará!! ¡¡Núria libre!! ¡¡Libres todos y todas!!

Ver fuente.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *